Exclusivo
Actualidad

Durán está ‘secuestrado’ por la violencia

En un año, los asesinatos en Durán pasaron de 28 a 44. Según la policía,  estarían ligados a la pelea de territorios de bandas delictivas.

Durán muertes
La policía dibujó una paloma en el lugar donde asesinaron a un joven, en Durán.Christian Vasconez

Salir de casa para dar un paseo es, para Margarita, similar a cruzar un campo minado. Siente el mismo terror. Estar fuera de casa, en el lugar y hora equivocada podría matarla, dice con seriedad y miedo que se refleja en su rostro. No bromea. Desde el 4 de octubre se siente así. Vive cerca de la cancha en la Primavera 2, de Durán, donde dos personas fueron asesinadas y ocho resultaron heridas tras una balacera.

A aquel día lo recuerda como una lluvia de balas. La policía halló más de 50 indicios balísticos sobre el pavimento. El jefe de la Policía en Durán, coronel William Calle, asegura que dichas muertes son parte de la violencia criminal que se vive por la lucha de territorio. Margarita tiene una sola frase: “Es por la droga”.

El temor de la madre de familia, quien prefiere no hablar de más y lo hace susurrando, no es en vano. Según las estadísticas de la Policía, los números en torno a las muertes violentas en el cantón ferroviario son alarmantes en comparación al 2019. En dicho año, hasta el 16 de octubre, se habían registrado 28 crímenes. Sin embargo, hasta el 16 de octubre de 2020 la cifra era de 44 asesinados.

Margarita ya está acostumbrada a ver la cancha repleta de consumidores, por eso, comenta, prefiere no estar fuera de casa. Menos, dejar salir a sus hijos. Ella teme que esa maldad los toque, tal y como le pasó al sobrino de Sofía. El joven fue uno de los ocho heridos en la balacera.

Según su tía, el muchacho estaba sentado en el lugar porque iba a ver un partido de índor. “Hay que combatir todas esas pandillas. Hay guerras entre ellos mismos. Salen a matarse entre ellos y sale lastimada gente inocente”, recordó la señora.

Ella contó que su pariente es un joven rebelde. Tiene 19 años y, antes, cuando era adolescente, tuvo problemas con la justicia. Ahora, solo lo describe como una persona que vive en su burbuja. “En el caso de mi sobrino, yo creo que es un caso perdido. Está reacio a todo”, dijo. Al igual que Margarita, en ese sector están acostumbrados a las riñas entre supuestas bandas.

En cambio, para Ricardo Alarcón, escuchar balazos en la vereda de su casa sí fue una sorpresa.

En un año, los asesinatos en Durán pasaron de 28 a 44. Estos hechos violentos, según la  policía, son “seleccionados” y estarían ligados a la pelea de territorios de bandas delictivas.

Es morador de la avenida Atahualpa y Pedro Vicente Maldonado, en la ciudadela Maldonado, donde Jandry Elian Reyes Ballesteros, de 20 años, fue baleado. Ricardo estaba jugando naipes a un par de metros de donde estaba Jandry el pasado 18 de octubre. Un vehículo frenó a raya donde estaba el muchacho, uno de sus ocupantes se bajó y lo mató a tiros.

Es por esto, que la policía deduce que los asesinatos son seleccionados, es decir, el agresor va directamente con el objetivo de acabar con la vida de una persona previamente identificada.

En el caso del homicidio de Jandry, uno de los sobrevivientes indicó que su hermano fue asesinado en junio y que este habría sido parte de los Latin King. Por ello, sospecha que el ataque era para él, aseguró el jefe de la Policía.

Jandry Ballesteros
La balacera en la ciudadela Maldonado dejó un muerto, Jandry Reyes.Archivo

Además, manifestó que los hechos violentos se registran por la pelea de territorio entre bandas delictivas o ajustes de cuentas. “La mayoría de los fallecidos tenían antecedentes por delitos”, agregó.

Faltan opciones

Miguel Santos Burgos, integrante del Comité Cívico de Durán, identifica que los altos niveles de violencia que vive el cantón en los últimos meses es consecuencia de la comercialización de la droga.

“Se agudiza por dos factores institucionales. El primero es la poca capacidad operativa que la Policía Nacional ha desplegado últimamente. El Gobierno central no ha logrado establecer una verdadera política de prevención del consumo, sanción, investigación de temas delictivos de bandas de tráfico, expendio y microexpendio de droga”, comentó.

Como segundo factor, identifica que, según él, no existe un correcto plan nacional de seguridad ciudadana que pueda provocar en los ciudadanos una sensación de seguridad. Algo que, actualmente en Durán es esquivo. Marcela, una moradora del barrio donde ocurrió el asesinato de Jandry, cuenta que ese sector era catalogado como seguro, pero desde que ocurrió ese crimen sienten temor.

Ella no da su nombre real por temor a represalias, al igual que la decena de moradores consultados por este Diario, que prefirieron esconderse tras las cortinas de sus casas para evitar hablar de la problemática que aqueja al cantón. “Las últimas muertes han generado un clima de alta vulnerabilidad en el cantón. Es normal que la gente tenga miedo”, dijo Santos.

Destacó la carencia de programas de inclusión de jóvenes a otras actividades que los saque de las calles. Añadió que, incluso, las áreas comunitarias de a poco se utilizan para el microexpendio.

"Lo que ocurre en Durán es una falta de previsión del Gobierno central. Pasa lo mismo en otras ciudades del país”.Miguel Santos Burgos

Sin embargo, no es lo último que falta. De acuerdo al jefe de la Policía a Durán le faltan Unidades de Policía Comunitaria (UPC). “Es verdad que la ciudadanía colabora con espacio, pero estos son pequeños, ya que solo pueden estar máximo dos uniformados. Se necesita de una UPC para que albergue al menos a 22 policías, patrulleros, motorizados y un lugar donde ellos puedan descansar luego de sus jornadas de trabajo. Así de esta manera los compañeros podrán convivir con la ciudadanía y conocer más de cerca los sectores conflictivos”, indicó Calle.

Añadió que en esta ciudad existen 400 uniformados para brindar seguridad a más de 400 mil personas (entre los 300 mil habitantes y 100 mil pobladores de paso o flotantes). El coronel también aseguró que él ha conversado con autoridades y se analiza la construcción de una UPC en el cerro de Las Cabras, sitio donde se han realizado varios operativos. “En este lugar hemos decomisado droga, armas y detenido a varias personas. En lo que va de 2020 se han capturado a más de 50 personas sospechosas de microtráfico en todo Durán”, afirmó el oficial.

Calle aseguró que los números de delitos en el cantón han disminuido. “En comparación al 2019 se han cometido menos robos y otros delitos. Las muertes violentas y el robo de motos son los que han incrementado”, dijo.

Operativos

La noche del viernes y madrugada de ayer, la Gobernación del Guayas inició operativos de control de armas en diferentes puntos del cantón.

Según el gobernador Luis Chonillo, en las intervenciones también estarán presentes militares, vigilantes y policías.

Uno de los controles realizado ayer se efectuó en el cerro Las Cabras, donde anteriormente se desarrollaron operativos, decomisando droga, armas y objetos de dudosa procedencia.

El control se extendió por varios lugares de Durán. Según fuentes uniformadas en la ciudadela Primavera 1, norte, se decomisaron dos bloques de una sustancia blanquecina, que sería droga.

Amedrentan rayando las paredes

En la tercera etapa del sector El Recreo, a inicios de agosto, varias viviendas amanecieron con sus paredes exteriores rayadas con grafitis.

En los murales se escribió la frase ‘Chone Killers’ y el sobrenombre ‘Ben10’, mismo que haría referencia a un sujeto conocido con el alias de Benjamín, presunto integrante de la banda de Los Choneros, organización delictiva que es liderada por alias JL.

Moradores señalaron que las paredes fueron rayadas para amedrentar a los jóvenes del barrio, que según ellos, son tranquilos.

Sin embargo, fuentes policiales señalaron que donde aparecieron los grafitis sería una zona controlada supuestamente por la agrupación Latín King.

A mediados de agosto, habitantes del sector pintaron algunos dibujos y colocaron mensajes de paz.

TE RECOMENDAMOS