Exclusivo
Actualidad

Allanamiento a once viviendas permitió recuperar motos robadas

Los allanamientos tomaron por sorpresa a los habitantes del recinto La Clementina, en Yaguachi. Ocho personas fueron detenidas por el delito de receptación y tenencia ilegal de armas de fuego.

Imagen 20181122_015402
Un total de siete motos fueron recuperadas tras el operativo.Miguel Laje / Extra

Los allanamientos tomaron por sorpresa a los habitantes del recinto La Clementina, en Yaguachi. Fue en este caserío, situado a cerca de cuarenta minutos de la cabecera cantonal, en una zona limítrofe de los cantones Yaguachi, Durán y Samborondón, en donde se recuperaron siete motos reportadas como robadas.

La incursión policial fue liderada por el fiscal de Yaguachi, Patricio Toledo, tras un mes de investigación. La información que manejaban los agentes de la PJ de ese cantón, indicaba que en 11 viviendas de La Clementina, además de las motos robadas, había armas de fuego. Y no se equivocaron, pues como resultado del operativo, decomisaron seis armas de fuego y municiones.

Según Toledo, en este sector, alejado de la cabecera cantonal, compran motos robadas con la excusa de que no hay control de las autoridades. Sin embargo, lo que están haciendo es contribuir a que la delincuencia siga operando en diferentes sectores de esa zona.

“Existen muchos asaltos en carreteras y en las diferentes vías por parte de motorizados. En vista de esto es que hemos dado cumplimiento a una orden de allanamiento y hemos encontrado una serie de motos robadas”, mencionó la autoridad.

Por su parte, el subteniente de la Policía, Edison Pazmiño, sostuvo que con este trabajo se les está dando “un golpe duro” a la delincuencia.

En algunos casos el acceso a las viviendas era complicado; sin embargo, los agentes llegaron atravesando puentes improvisados de caña guadúa, para decomisar las armas y apresar a quienes las tenían en su poder.

Las motos recuperadas fueron trasladadas en un camión de la Policía Nacional hasta el patio de retención vehicular de la PJ en Milagro.