¡Más educación y menos jerarquía en la Escuela Superior de Policía!
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

¡Más educación y menos jerarquía en la Escuela Superior de Policía!

Nueva directora inició sus actividades. El nombramiento a raíz de la desaparición de la abogada María Belén Bernal ha generado diversos comentarios. Expertos explican que no solo es necesario un cambio de mando, sino una reforma completa.

María Belén Bernal - Quito - Desaparición
Irany Ramírez (medio) fue parte de la escolta de la exministra de Gobierno, María Paula Romo.Cortesía

La coronel Irany Ramírez cumplió su primer día como la nueva directora de la Escuela Superior de Policía (ESP), en el norte de la capital.

El martes 20 de septiembre se presentó en la institución y ahora recibirá las directrices de lo que deberá realizar en los aspectos administrativos, académicos y de instrucción durante su gestión.

Ella es la cuarta mujer en la historia de la institución que ocupa este cargo, luego de la general Tanya Varela y otras oficiales. El cambio de mando fue anunciado por el ministro del Interior, Patricio Carrillo, quien resaltó que estos puestos serán ocupados por mujeres.

La decisión se la tomó en el contexto de la desaparición de María Belén Bernal. La abogada, de 34 años, fue vista por última vez cuando fue a encontrarse con su esposo, el teniente Germán Cáceres, a la ESP, el 11 de noviembre. El oficial es el principal sospechoso y se encuentra prófugo.

Ramírez tiene aproximadamente 29 años en la institución y, según su hoja de vida, cuenta con experiencia en la instrucción de cadetes de la escuela y formación en educación en Chile. Además, es agregada de Policía en Francia.

Caso María Belén Bernal: El ministro Carrillo no descarta que agentes internacionales intervengan en su búsqueda

Caso María Belén Bernal: El ministro Carrillo no descarta que agentes internacionales intervengan en su búsqueda

Leer más

Ella indicó que ha sido “designada por la superioridad para fortalecer el proceso de orientación de formación de los oficiales”. La coronel añadió que es un reto que lo asume con “mucha responsabilidad y humildad”.

El cambio no ayuda

Ramírez también formó parte de la escolta legislativa. Ella ejerció como edecán de la exministra de Gobierno, María Paula Romo, durante la administración del expresidente Lenín Moreno.

Esto desató cuestionamientos entre usuarios de redes sociales, ya que la exfuncionaria fue criticada durante su gestión. Uno de los casos más sonados fue el paro nacional de octubre de 2019, que dejó 10 muertos y cientos de heridos.

Johanna Orbe, abogada y experta en violencia de género, señaló que el cambio de mando no mejorará la situación dentro del recinto policial.

Gualo, Guápulo, el bosque de Jerusalem y el cerro Casitagua fueron los lugares en donde la Policía buscó ayer a María Belén Bernal.

Según la jurista, se debe implementar una nueva política interna que evite cualquier tipo de violencia, principalmente la institucional. “Se debe erradicar el ejercicio irracional del poder que tienen las jerarquías”.

Por eso, Orbe mencionó que los subordinados no informan sobre hechos en los que contradicen a sus principios con los que fueron formados, como lo ocurrido con Bernal. “Tienen miedo de ser acosados o que les den la baja”. Añadió que también se debe trabajar en las relaciones interpersonales dentro de la institución.

Para lograr este objetivo, el abogado Alberto Montenegro, especialista en Derechos Humanos, señaló que las mujeres cadetes deben formarse en un lugar aparte que el de los hombres. El propósito es “proteger sus derechos y acabar con las relaciones de poder”.

Montenegro también resaltó que la nueva directora debe gestionar una reforma en el pénsum académico que esté enfocada en temas de género.

El abogado enfatizó que los nuevos oficiales deben conocer, por ejemplo, instrumentos internacionales de protección de la mujer y la familia. Y para evitar casos como el de Bernal, el jurista indicó que los estudiantes tienen que saber protocolos sobre violencia de género.

Los consultados coinciden en que si no se realizan dichas reformas, la medida de cambiar de mando sería “para bajar los ánimos de la opinión pública”.