Exclusivo
Actualidad

El ejercicio, un ‘arma’ contra el coronavirus

Especialistas explican que la actividad física aumenta la capacidad pulmonar y ayuda a blindar al organismo de infecciones.

ejercicio
El ejercicio ayuda a mejorar la capacidad pulmonar.Cortesía

No existe ejercicio físico que pueda prevenir el coronavirus. Sin embargo, esta actividad sí es capaz de fortalecer el cuerpo, de tal manera que lo hace más resistente ante un contagio.

Un estudio realizado en España confirmó que el estar en forma reduce el riesgo de hospitalización y de letalidad en los contagiados.

Carolina Andrade, especialista en medicina interna y enfermedades infecciosas, explica que algo tan simple como saltar la cuerda puede hacer la diferencia. Si bien, al momento, los gimnasios y parques se mantienen cerrados, existen formas sencillas de cumplir con los 30 minutos diarios que la doctora recomienda para blindar al cuerpo.

Un muestra clara de la diferencia que hace la actividad física es la respuesta que han tenido los deportistas tras infectarse de COVID. “No es necesario ser atletas de élite, pero hacer ejercicio permite que la capacidad pulmonar aumente y ayuda a bajar de peso... La obesidad es un factor de riesgo mayor”.

La caminata y la natación también son buenas opciones, incluso si se tiene una bicicleta estática, estaría cubierto en la actividad física que se requiere.

El menú

El dietista Fausto Piedra describe que existen alimentos que potencian los resultados. “La alimentación es primordial antes de hacer ejercicio. Si la actividad física se realiza en la mañana, un buen desayuno es la base”, asegura.

El menú que recomienda el especialista incluye cereales integrales, frutas (plátano o manzana) y lácteos. Aunque sugiere que no sea en cantidades exageradas, ya que hará que el cuerpo se sienta pesado y perezoso. “La avena también es un alimento completo antes de iniciar una actividad deportiva”, acota.

Otro grupo alimenticio que se debe incluir en la dieta son los carbohidratos, estos ayudan a producir la energía que el cuerpo necesita para moverse. “El arroz integral, la quinua, la avena y el centeno son las opciones más saludable”, señala.

Estos alimentos también son una buena fuente de minerales y ayudan a depurar la sangre y controlar el colesterol.  

Moviliza

• Caminar, correr y bailar moviliza millones de células inmunes que son capaces de eliminar las infecciones por un virus y proteger al cuerpo.

Vigila

• La actividad física genera una recirculación entre los tejidos y la sangre. Esto aumenta la vigilancia inmune y, en teoría, lo hace más resistente a las infecciones.

Contrarrestar

•Las rutinas de ejercicios pueden contrarrestar los efectos del estrés. Cuando sus niveles aumentan, la persona tiene menos armas para responder a una infección.

Liberar

• El ejercicio es la mejor forma para liberar proteínas que ayudan al cuerpo a mantener cierta inmunidad. Se trata de sustancias antiinflamatorias.