¿Estudiaste una carrera y 'camellas' en otra cosa porque no hay trabajo?

Exclusivo
Familia

¿Estudiaste una carrera y 'camellas' en otra cosa porque no hay trabajo?

‘Quemarse las pestañas’ en la universidad para terminar laborando en otra cosa te puede frustrar. Pero no veas lo negativo, sino las bendiciones que tienes en la actualidad

trabajador
Ponle buena cara a tu nuevo 'camello', trata de no frustrarte y no dañar tu currículum.Shutterstock

Es ingeniero, pero por la escasez laboral es taxista. Tiene título de arquitecto, pero como no le salen ‘cachuelos’ ofrece mercaderías en redes sociales. Se hizo comerciante.

¿Alguien que se ‘sacó la madre’ en la universidad puede frustrarse por no ejercer lo que estudió? Sí, sostiene la psicóloga organizacional Karolina Pazmiño.

“Las personas tienen su expectativa profesional durante su carrera universitaria, en la que hay sacrificio económico y de tiempo, pero la expectativa que se tiene es otra en cuanto a la realidad laboral”, explica la experta, quien asevera que la frustración se verá reflejada en el comportamiento del individuo, y el tiempo de aguante, dependerá de la persona.

¿A quiénes les costaría tolerar la situación? La psicóloga clínica Susana Osorno indica que a los que no tienen buenos niveles de adaptación, a las personas cerradas y a las que se dejan llevar por el qué dirán.

“Es más difícil cuando uno tiene que migrar. En su país no halla lo que aspira y le tocó irse. Hay agravantes como estar lejos de la familia, también se trastoca su cultura, raíces y costumbres”, precisa Pazmiño.

Por dentro y fuera

Osorno revela que hay dos formas de manifestar la frustración: Por dentro, enfermándose, teniendo ideas negativas, depresión. Por fuera, peleándose con la gente (trabajo, familia, vecindario). “En una me hago daño a mí y en la otra al entorno que no me entiende y no me da la oportunidad”, menciona la psicóloga clínica.

Pazmiño dice que se puede caer en vicios, no solo alcohol o drogas, sino también pueden refugiarse en estrictos entrenamientos físicos, dietas, entre otros. Buscan escapar de lo que viven.

No dañe su currículum

Una mala actitud en el trabajo puede hacer que lo pierda. Sin embargo, la psicóloga organizacional, Rebeca Paladines, asegura que va un poco más allá y con esto se refiere a que su hoja de vida puede ser perjudicada.

Si no le gusta su ‘camello’ puede darse un mal desempeño, que se va a reflejar en una pésima referencia laboral. “Mañana consigo un empleo, pero van a llamar al anterior para verificar la referencia de su último trabajo y su exjefe no va a dar buenos comentarios”, advierte.  

EXTRATIPS

  • Orienta a tus hijos a tener una carrera, oficio, deporte y un arte, así se amplía el abanico de oportunidades laborales en un futuro. Que estas sean del agrado de tu vástago. Si solo se enfoca en una sola y esta no resulta lo más probable es que se frustre. Esto es una acción de prevención.
  • Como familia reconoce que tu integrante está afectado por la situación, y esto lo lleva a un cambio de emociones. Traten de apoyarlo, buscándole oportunidades de trabajo. No lo critiquen, no se burlen ni lo comparen con otra persona, ya tiene suficiente con su carga emocional.
  • Ayúdalo a ver lo que tiene: salud, familia, etcétera. Lo que está viviendo es temporal, que lo tome como una oportunidad, pues el nuevo ‘camello’ lo puede contactar con gente que lo puede acercar al trabajo que aspira. También está aprendiendo otros conocimientos.
  • Reinvéntate en tu carrera, sea creativo, por ejemplo, si es abogado no solo defienda a los que están en problemas legales, también brinde asesoría de prevención. Haga algo que lo distinga de los demás colegas. Y mientras trabaja asista a cursos gratuitos, actualícese, porque en cualquier rato aparece el trabajo soñado.
“Todo cambio nos afecta psicológicamente y se vive una especie de duelo, porque uno está perdiendo algo, en este caso la expectativa que se tenía”.Karolina Pazmiño, psicóloga organizacional
familia
Recuerda las bendiciones que tienes en la actualidad: salud, familia, etc.pixabay
“Es más fácil cuando se es soltero y se puede sacrificar la parte económica para seguir sus objetivos personales. Cuando se tiene familia es complicado”.Rebeca paladines, psicóloga organizacional