Exclusivo
Actualidad

Evaluación a pescadores que tuvieron síntomas del coronavirus

La tripulación se enfermó en aguas internacionales. Uno fue hospitalizado en la Polinesia Francesa y espera que se reanuden los vuelos y volver a casa

barco
A dos millas de la costa manabita se encuentra fondeado el barco atunero Charo.Alejandro Giler

Personal médico del Distrito de Salud 13D02 de Manta, Manabí, se movilizó hasta el barco atunero Charo que, pasadas las 12:45 de este martes 16 de junio de 2020, arribó hacia la costa manabita y en el transcurso de la tarde evaluaron a los pescadores que estaban a bordo, quienes habrían presentado síntomas del coronavirus.

A bordo de la embarcación que se encuentra fondeada a dos millas de la playa, están 28 de los 29 pescadores que zarparon el 23 de abril y tres días después empezaron a sentir síntomas del nuevo virus que apareció en China a finales del año pasado y que ha causado la muerte de 3.970 personas en el Ecuador.

Según confirmó Luigi Benincasa, representante de la empresa ATUNEC, en suelo extranjero todos los tripulantes fueron diagnosticados con el virus, por el cual millones de personas debieron permanecer en aislamiento.

El único pescador que no llegó desde la Polinesia Francesa fue Jhonny Mero, oriundo del cantón Jaramijó, porque él presentó mayores complicaciones en su salud y tuvo que ser hospitalizado en Tahití.

"Él tuvo que ser bajado y atendido en la Polinesia Francesa. Estuvo 24 horas entubado y luego se recuperó. Actualmente está en un hotel a la espera de que se reanuden los vuelos para su retorno a Manabí", explicó Benincasa.

Con el personal enfermo, en el barco se vivieron momentos de apremio en aguas extranjeras y debieron cambiar los planes en el recorrido, especialmente en buscar asistencia para el pescador más delicado. Debieron solicitar ayuda de otra embarcación para conseguir combustible.

Luego de 14 días de viaje, el Charo arribó al Puerto de Manta donde se cumplieron con los protocolos dispuestos por la emergencia sanitaria mundial y procedieron a evaluar el estado de salud de los hombres de mar.

Según explicó Benincasa, se esperan los resultados de ese diagnóstico médico para decidir si se llevan a los pescadores al centro de aislamiento de El Aromo o se los envía a sus casas.

TE RECOMENDAMOS