Exclusivo
Actualidad

Más control con las tricimotos exigen expertos

Un nuevo censo y una rigurosa vigilancia de sus recorridos son algunas de las propuestas.

OPERATIVO DE LA ATM EN CONTRA DE LA TRICIMOTOS ILEGALES EN GUAYAQUIL

Tres operativos desplegados durante la semana dejaron como resultado la retención de 75 tricimotos. Paralelamente fueron clausurados tres talleres en donde se construían los acoples de las carretas para luego adaptarlos a estos vehículos.

Sin embargo, cientos de tricimotos ilegales siguen circulando junto a las unidades autorizadas, en 18 sectores de la urbe.

No hay un alto a la informalidad, pese a que el conductor infractor es sancionado con el retiro de 10 puntos de la licencia, una multa de dos salarios básicos ($ 788) y con la retención del vehículo por 30 días.

Gelacio Mora, miembro del colectivo ciudadano Tejido Social de Guayaquil, ha manifestado que la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) va perdiendo la guerra en el ordenamiento de las tricimotos.

“La entidad debió poner mano dura desde el principio. Ahora es complicado. Prueba de ello son los últimos enfrentamientos por parte de quienes defienden este oficio”, opina.

No es el único. Expertos en movilidad y urbanismo tienen un criterio parecido, pero a la vez creen que es posible y necesario un mejor control.

Jorge Adum, ingeniero civil que estudia la movilidad local, considera que debe otorgarse un nuevo plazo de al menos tres meses para quienes buscan regularizarse, “pensando en la defensa del trabajo y en el servicio que brindan”.

Pero también recomienda un riguroso control en los puntos establecidos para la circulación y los estacionamientos determinados por la ATM. “Los tricimoteros deben entender que hay reglas. Para ello será indispensable el apoyo permanente de la Policía Nacional”, añade.

El urbanista Carlos Jiménez sostiene que la proliferación de las tricimotos en parte es el resultado de un divorcio entre el ordenamiento del suelo y la transportación pública. La demanda las vuelve necesarias en esas zonas. “Eso significa que mientras salen de circulación diez unidades, al día siguiente hay otras treinta nuevas recorriendo esas calles”, asegura.

Concuerda con la regulación del servicio, “porque es un apoyo especialmente para sectores marginales o donde no entra la transportación urbana”. También sugiere como alternativa la aplicación de la tecnología (GPS), para vigilar el recorrido.

Además, Jiménez sugiere un control exhaustivo en la importación de motocicletas y la aplicación de sanciones drásticas a los talleres que acondicionan estos vehículos livianos.

Daniel Caicedo, arquitecto y analista del tránsito, coincide y señala que la proliferación de esas unidades se debe a las facilidades con las que se obtiene una motocicleta, además de las falencias en el servicio de transportación pública.

Se refiere a que existen zonas en la ciudad donde estas se vuelven la única opción.

Caicedo recomienda soluciones creativas, como los ‘park and ride’, que son estacionamientos, en este caso para tricimotos, con conexiones a la transportación masiva.

Fernando Amador, director de Transporte Público de la ATM, indica que hay una planificación para el tránsito (incluido este tipo de vehículo) y que el proceso avanza de manera positiva. Por ello ratifica que mantendrán la cifra de 3.200 unidades censadas en el 2017, las que deberán cumplir con la homologación y regulación.

Queda en la entidad acoger las propuestas de los expertos.

Voces

Jorge Adum, ingeniero civil

No está de más incrementar el cupo de tricimotos, ante la falta de fuentes de trabajo, pero esa movilización debe acoplarse a los controles para evitar el desorden, como ocurre ahora.

María Ruiz, quien labora en tricimoto

Muchas personas alimentamos a nuestra familia con este oficio. Queremos trabajar honradamente y necesitamos apoyo de las autoridades, a través de la regulación.

Daniel Caicedo, arquitecto y analista de tránsito

El servicio de las tricimotos es fundamental para los sectores de difícil acceso. Considero que deben revisarse las políticas de movilidad y transporte.

La cifra

765 tricimotos han sido retenidas en lo que va del año, según un informe de la ATM.