Exclusivo
Actualidad

Final feliz para la perrita que esperó una semana a su dueña muerta

La fiel y noble perrita Bianca esperaba la salida de Eugenia. No había notado que la anciana había sido sacada muerta de su casa

bianca-mendoza-tunuyan-perra-duena-muerta
Imágenes difundidas en redes sociales de Bianca, la perra que esperaba a su dueña que había muerto.Twitter / @NIrrutia

Que los perros son animales fieles y nada ingratos, lo sabemos. El lazo ser humano-perro tiene cientos de miles de años y será difícil disolverlo. Pruebas de la nobleza de estos animales abundan. Una de las más recientes ocurrió en Tunuyán, Mendoza (Argentina).

Una perrita llamada Bianca estuvo más de una semana en la puerta de la casa de su dueña, esperando a que salga. Bianca había sido una perra callejera, cuando hace unos años fue rescatada por Eugenia Franco, una mujer de 80 años y dueña de una librería.

Bianca esperaba la salida de Eugenia, pero no se había dado cuenta de que la anciana había sido sacada muerta de su casa. Sufrió un paro cardíaco mientras leía un libro. Bianca esperaba una salida que jamás ocurriría.

cangrejos-gigantes-ataque-comida-fotos

¡La invasión de los cangrejos gigantes! Aterrorizan a una familia de turistas

Leer más

Dueña y mascota solían caminar desde la casa hasta la librería de doña Eugenia. Por cierto, antes de que malpensados pregunten por qué la perra estaba fuera de casa y no adentro, junto con su dueña: Bianca no aguantaba estar dentro de casa, su espíritu callejero aún la domina.

La incertidumbre por saber qué será de Bianca tras la muerte de doña Eugenia Franco surgió cuando se conoció la historia.

bianca-tunuyan
Una imagen de Bianca en la puerta de la casa de su dueña.Twitter

Fueron los vecinos del barrio los que se han puesto manos a la obra y decidieron adoptar a Bianca.

"Todos la estamos cuidando porque Bianca, una perrita vieja que creció en la calle y que adoptó Eugenia, solía esperar a Eugenia en la puerta y quedarse con ella todo el día ", dijo la vecina Nerina Irrutia a Infobae.

Esta entrañable historia merecía un final feliz y lo tuvo.

TE RECOMENDAMOS