¡‘Fregados’ con el coronavirus mutante en Pichincha!
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

¡‘Fregados’ con el coronavirus mutante en Pichincha!

Dos personas, de 64 y 12 años, están infectadas con la nueva variante del COVID-19 que se detectó en Reino Unido. Ambos están en cuidados intensivos

IESS SUR
Es probable un aumento de contagios, agravando la situación de las hospitalizaciones.Henry Lapo

En cuidados intensivos y con pronóstico reservado. Esa es la situación que atraviesan dos personas que en Pichincha tienen la nueva variante de COVID-19, detectada en Reino Unido.

Según el Ministerio de Salud, los dos pacientes, de 12 y 64 años, no son parientes entre sí. La primera no ha viajado en los últimos seis meses y el segundo llegó de Reino Unido el 11 de enero e ingresó al país presentando una prueba PCR negativa.

Los familiares de ambos pacientes presentan síntomas y están en aislamiento domiciliario.

Ante esto, la Dirección de Vigilancia Epidemiológica levantó un cerco a los familiares de ambos infectados.

Lo que se viene para Quito y la provincia no es nada bueno, prevé Eduardo Castro, presidente de la Sociedad de Neumología del Ecuador, quien asegura que la nueva cepa es considerada más contagiosa.

“Al aumentar las necesidades de hospitalización, y al no poder acceder a estas, la tasa de mortalidad también irá creciendo con la llegada de esta cepa”, analiza el especialista. Además, a su criterio, la única medida que podría ayudar es la educación en salud.

La primera persona que se contagió en Quevedo, Los Ríos, fue dada de alta.

Pero es algo que, al parecer, no ha dado resultados positivos. Según Daniela Valarezo, intendenta de Policía, en Pichincha se han realizado 7.933 operativos desde marzo del año pasado para controlar las medidas impuestas por la pandemia. “En lo que va de enero, en la provincia se han registrado eventos con aforos que superan las 100 personas”, precisa la funcionaria.

Carlos Figueroa, exsecretario de la Federación Médica Ecuatoriana (FME), también vislumbra un panorama más grave, problema que no solo se presentará en las casas de salud. Ante la oleada de contagios que traería la presencia de esta variante, podrían surgir incluso más mutaciones.

La detección de la nueva variante en Pichincha la hizo la Universidad San Francisco, a través de un análisis genómico.

“Eso ya se ha visto no solo en Reino Unido, sino también en Brasil. Para combatirlas, se tendría que fabricar otro tipo de vacunas”, sostiene.

Además, señala que esta situación podría durar más de un año si se permite que avancen los contagios con la nueva variante.

close-up-doctor-holding-cotton-swab

COVID-19: ¡China empieza a hacer tests por el 'chiquito'!

Leer más