Exclusivo
Actualidad

Fundación de Quito: ¡'Chullitas', lejos de su ‘edén’!

Desde España hasta Estados Unidos, los ‘chullitas’ cuentan mantienen vivas las tradiciones, como el juego del cuarenta.

IMG_8029
Franco celebra a la capital desde Madrid, donde reside desde hace cinco años.Cortesía

“Ay, carajo, cómo se extraña la tierra de uno, sobre todo en las fiestas... Se me hizo el corazón chiquito”, expresa Gustavo Ríos desde Madrid, España. Como él, hay muchos quiteños por el mundo que en estas fechas, cuando la Carita de Dios celebra sus 486 años de fundación, quisieran estar en el ‘edén de maravillas’ que los vio nacer y crecer.

A Juan Carlos Franco las fiestas le ‘saben’ a papas con librillo, empanadas de morocho y canelazo. No hay otra cosa que este quiteño (radicado desde hace cinco años en Madrid) añore más que la comida típica.

Mientras vivía en la capital, las chivas, las extintas corridas de toros y las cervecitas afuera de la Plaza de Toros, en el norte, no podían faltar en su agenda, ni en la de muchos jóvenes ‘chullitas’.

Pese a que en la capital española la tradición taurina es incomparable, sobre todo en Las Ventas, Franco asegura que no se parece en nada a lo que se vivía hace unos 10 años en su añorada Quito.

Hoy, a más de 8.700 kilómetros de casa, Gustavo revive las fiestas en su hogar. Juega el tradicional cuarenta con sus coterráneos (aunque sin canelazos, “porque aquí no hay ese traguito”). Franco pasa en compañía de sus seres queridos. “La celebración se la hace más familiar. La gente va a algún restaurante ecuatoriano para disfrutar de un platillo típico”.

Gustavo Ríos
El ecuatoriano desde la mágica Puerta de Alcalá.Cortesía

Aunque los mercados latinoamericanos están abarrotados de productos de todas las nacionalidades, Franco cuenta que el sabor no es el mismo. O tal vez sea el recuerdo de sus comidas en la capital lo que hace que los platos típicos tengan un sabor distinto para él.

Él explica que en Barcelona la comunidad ecuatoriana sí festeja en grande las fiestas de Quito. Lo hace durante dos o hasta tres días con varios eventos.

Desde la ‘yoni’

Aunque Pedro González lleva en Estados Unidos más de una década, no ha perdido sus ganas de celebrar a la capital ecuatoriana. Pese a que las recetas tradicionales se han modificado y el hornado termina siendo una barbacoa de costilla, las partidas de cuarenta no pueden faltar.