Exclusivo
Actualidad

Galleras y billares clandestinos en zonas rurales

La policía realizó el fin de semana varios operativos en diferentes sitios de Los Ríos donde se ofrecía hasta sexo

sexo
Todas las reuniones sociales fueron canceladas por las autoridades.TOF

Las palabras distanciamiento y pandemia no existen en el vocabulario de quienes cada fin de semana se las ingenian para organizar fiestas, peleas de gallos, vender bebidas alcohólicas y hasta ofrecer servicios sexuales de forma clandestina.

Por ello, durante este fin de semana de agosto 2020 se organizaron varios operativos de control en la provincia de Los Ríos que pusieron al descubierto todos estos eventos, incumpliendo las disposiciones dadas por el Comité de Operaciones Emergente (COE).

En el cantón Vinces los gendarmes descubrieron varias improvisadas galleras que funcionaban en medio de las huertas de cacao, cubiertas apenas con un plástico. Allí se reunían decenas de personas a ingerir bebidas alcohólicas para después apostarle al gallo que resulte victorioso en la mayoría de las contiendas. Todo esto como si en el país ya no existiera el coronavirus, que cada día suma nuevos contagiados.

Pero la fiesta se les acabó y como parte del operativo los uniformados destruyeron las tablas de caña picada con la que le dieron forma al ring de los emplumados. El decomiso también se aplicó a los billares clandestinos con el decomiso de las jabas de cerveza y las herramientas del juego (taco y bolas).

Mientras que en Babahoyo, la policía en coordinación con la Intendencia y Jefatura Política allanaron un domicilio que presuntamente funcionaba como prostíbulo clandestino.

El intendente Leonel Murillo, mencionó que se encontraron habitaciones aparentemente usadas para los encuentros íntimos. Al interior también habían mujeres libando con algunos de los clientes, por lo que durante la intervención se decomisó la jabas de cerveza. Una persona fue aprehendida.

La jefa política, Lisset Muñoz, lamentó que la ciudadanía aún no entienda la magnitud del peligro al que se exponen asistiendo a estos lugares donde no se cumplen las medidas de protección. “Estamos con un incremento de casos positivos y es penoso el poco interés que existe entre los ciudadanos por cuidarse. Recuerden que no se trata de una persona, sino de toda su familia porque estarían llevando el virus a sus hogares”, recalcó la funcionaria.

Los eventos más comunes son las reuniones sociales que se llevan a cabo hasta con decoración incluida. Una de esas fiestas fue clausurada en el reasentamiento Brisas del Ríos, donde a los invitados solo les tocó retirarse mientras los anfitriones recogían las sillas y los globos. A la policía le corresponde el decomisó de las cerveza que luego es destruida en espacios abiertos. (TOF)

TE RECOMENDAMOS