Exclusivo
Actualidad

¡‘Gatiperricidio’ alarma a un barrio de Guayaquil!

La responsable sería una vecina, quien supuestamente les da alimento mezclado con veneno. El COIP establece como delito el asesinato de un animal.

Las mascotas de las moradoras Wendy Sáenz, Maribel Carranza y Edna Macías murieron envenenadas la última semana de agosto.
Las mascotas de las moradoras Wendy Sáenz, Maribel Carranza y Edna Macías murieron envenenadas la última semana de agosto.CHRISTIAN VASCONEZ

La muerte de Rubio y de Negro, dos gatitos de cinco meses y un año respectivamente, tiene furiosos a los moradores de las calles 20 y Domingo Savio, suroeste de Guayaquil. Los felinos habrían sido envenenados por una vecina.

Estos animalitos fallecieron el sábado 29 de agosto pasado, minutos después de ingerir el tóxico alimento que presuntamente les dio una moradora de este sector de la ciudad.

Maribel Carranza Macías, propietaria de Rubio, contó que su gatito salió a la calle para jugar con Negro, la mascota de su mamá.

“Tocaron la puerta de mi casa para decirme que los animalitos estaban agonizando. Ya en el barrio nos habían dicho sobre la persona que les daba veneno. La encaramos y le dije: señora, usted ha sido, no está bien lo que ha hecho, y ella respondió gritando delante de todos los vecinos: ‘sí, yo lo hice y por mí se van a morir todos los animales’, en cuatro años al menos me han matado ocho gatos y tres perros”, aseguró la afectada.

Rubio falleció el 29 de agosto luego de comer alimento mezclado con veneno.
Rubio falleció el 29 de agosto luego de comer alimento mezclado con veneno.CORTESÍA.

Edna Macías, otra habitante de este barrio porteño, manifestó que en los últimos cuatro años, nueve de sus mascotas, seis gatos y tres perros, han muerto envenenados.

“Sospechamos que es la vecina, pero no la hemos podido denunciar porque no tenemos pruebas. Hace dos años recibí una visita, abrí la puerta y es ese momento mi perro, un pastor alemán, aprovechó para salir. Regresó botando espuma por la boca”, recordó Edna.

La señora señaló que también escuchó cuando la sospechosa de envenenar a los gatos y perros del barrio admitió haberlo hecho. “Dijo que no iba a permitir que ningún animal se pasee frente a su casa. La hemos visto lanzando comida en la calle, pero no nos imaginamos que la mezclaba con veneno”, expresó Macías.

20 gatos y siete perros han muerto envenenados en los últimos cinco años, en la 20 y Domingo Savio.

Maribel comentó que tras la muerte de los dos gatitos llamaron a la Policía y que el agente que llegó les indicó que se acerquen a la Fiscalía. “No nos receptaron la denuncia. Solo queremos que no vuelva a pasar y que la señora haga un servicio comunitario que le permita tomar conciencia de lo que está haciendo”, señaló Carranza.

Negro el gato de doña Edna también murió envenenado.
Negro el gato de doña Edna también murió envenenado.CORTESÍA.

Wendy Sáenz Castro, otra moradora, afirma que en los últimos meses, dos de sus gatos también fallecieron envenenados. “Uno murió en febrero, otro la última semana de agosto. Hace poco me estaban regalando un gato, pero no lo acepté, porque temo que corra con la misma mala suerte de mis otros animalitos”, dijo.

Este Diario buscó la versión de la supuesta responsable. Una joven que se identificó como su nuera dijo: “Ella pone veneno, pero es para las ratas”.

Oreo fue envenenado el 29 de julio pasado.
Oreo fue envenenado el 29 de julio pasado.CORTESÍA.

Es un delito

El fiscal David Nelson explicó que el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su última reforma, incluyó el maltrato a los animales que forman parte de la fauna urbana (domésticos) como delito, pero de acción privada.

“Hay varios tipos de delitos contra los animales, como lesiones, muerte, concertar peleas y de índole sexual. Están contenidos en el COIP, en los artículos 249 y 251. Aparte hay dos tipos de contravenciones, como el abandono de animales y otro por maltrato”, explicó Nelson.

Muerte: El COIP, en su artículo 251, numeral 1, establece que la persona que mate a un animal será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a un año.

El fiscal Wilson Álvarez manifestó que en caso de que una persona quiera denunciar el maltrato o muerte a su animal debe ir a un juzgado a presentar una querella en contra de quien ha cometido el delito, “pero debe acudir con un abogado y tener pruebas como vídeos, fotos u otras evidencias que lo responsabilicen”, sostuvo.

TE RECOMENDAMOS