El Gobierno dice que no autorizó las peticiones para la boda de Juan David Borrrero

Exclusivo
Actualidad

El Gobierno dice que no autorizó las peticiones para la boda de Juan David Borrrero

La planificadora mandó a cerrar calles y a desalojar a comerciantes y visitantes de la Plaza San Francisco, para llevar a cabo el matrimonio del hijo de vicepresidente del país con la supermodelo Jasmine Tookes

2
La boda del hijo del vicepresidente se realizó el 4 de septiembre en Quito.Karina Defas/EXTRA

Para llevar a cabo la boda de Juan David Borrero, hijo del vicepresidente del país, con la modelo internacional Jasmine Tookes, la empresa de bodas, Wedding Planner Ecuador, solicitó al Municipio de Quito el cierre de tres calles en el centro de la ciudad; la limpieza exhaustiva de la plaza San Francisco y los exteriores de la iglesia del mismo nombre; cercar con vallas el lugar; el desalojo temporal de indigentes, visitantes y comerciantes que permanecen en ese sitio; y la presencia de grupos de policías y metropolitanos que resguarden el punto. 

Juan david

La boda de Juan David y Jasmine Tookes acumuló a miles de curiosos al pie de la iglesia San Francisco

Leer más

Dentro de los requerimientos, la planificadora de bodas menciona que que la limpieza debe hacerse porque los invitados al matrimonio son "VIP" (Very important people- personas muy importantes por sus siglas en inglés).

Todas las peticiones fueron concedidas. Por eso, en redes sociales, cientos de críticas se alzaron. Y durante la ceremonia, decenas de comerciantes se quejaron del desalojo y de haber perdido un día de trabajo sin recibir ninguna bonificación a cambio, pese a que Wedding Planner asegura haberles entregado uno.

Tras las quejas y críticas de quiteños que lamentaban que la limpieza y el resguardo policial en esa plaza se hiciera exclusivamente por la boda y no de manera frecuente, el Gobierno, a través de su Secretaría de Comunicaciones se pronunció.

limpieza

Quiteños molestos por los cierres en la iglesia San Francisco, por la boda del hijo del vicepresidente

Leer más

"Hemos leído con sorpresa la carta enviada por la planificadora de bodas al Municipio de Quito y compartimos la indignación que ha suscitado en la opinión pública", inicia el escrito.Además de asegurar desconocer la carta, el Gobierno menciona que "resultan inaceptable las peticiones" hechas por Wedding Planner y que no autorizó a ninguna persona para que gestione el evento privado.

Mencionó también que de "llegar a saber" que algún funcionario público dio la autorización, actuará con "total contundencia".