Por una grabación enviada desde la ‘peni’ lo vieron decapitado: ¡El mensaje más cruel...!

Exclusivo
Actualidad

Por una grabación enviada desde la ‘peni’ lo vieron decapitado: ¡El mensaje más cruel...!

En el vídeo se observa como pese a que la cabeza ya estaba separada del cuerpo, otros reos le siguen dando machetazos. Al principio no constaba entre los fallecidos de la masacre carcelaria.

El progenitor de Josué Moreira contó como se enteró de la muerte del menor de sus hijos.
El progenitor de Josué Moreira contó como se enteró de la muerte del menor de sus hijos.Anny Bazán

Antes de que en el Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de Guayaquil a los familiares de Jonathan Josué Escobar Moreira les confirmaran que estaba entre la lista de los reos asesinados, un vídeo enviado desde la cárcel les había revelado la crueldad con la que acabaron con su vida.

En la grabación de 33 segundos se observa que la cabeza de Josué, que ya estaba separada del cuerpo y en el piso, era atacada con un machete por varios internos, quienes hacen alusión de pertenecer a la agrupación criminal Los Choneros.

“Fue muy cruel ver ese vídeo. Fuimos tres días a la Policía Judicial para que nos digan si mi hijo estaba entre los muertos y no nos daban información, pero nosotros al ver las imágenes lo reconocimos. Nunca imaginé que mi hijo iba a tener una muerte tan terrible”, mencionó entre sollozos su padre.

Dijo que al menor de sus cinco vástagos le faltaba poco tiempo para salir de la cárcel, porque ya había cumplido más del 60 por ciento de la condena y se había acogido al beneficio penitenciario.

El progenitor reveló que el día en que ocurrió la masacre que ha dejado 119 reclusos asesinados dentro del Centro de Rehabilitación Social de Varones No. 1 de Guayaquil, donde su hijo cumplía una condena de 3 años por robo, él se contactó con uno de sus parientes y les dijo que estaba bien, pero que temía por su vida.

“Mi muchacho, al parecer, ya había escuchado que se iban a tomar el pabellón. Incluso se despidió de su madre y le dijo que le cuidara a su hijo”, agregó.

Otro familiar mencionó que cuando acudieron al Laboratorio de Criminalística el nombre de Josué no estaba en la lista de víctimas y que ellos proporcionaron datos para su identificación, ya que él fue decapitado y su cabeza no estaba junto al cuerpo.

“Nos iban a entregar solo el cuerpo, pero nosotros imprimimos varias fotos e imágenes y así pudimos corroborarle a los peritos de Criminalística que esa cabeza era de mi primo. Además, ya habíamos visto el vídeo en que lo matan, el cual se viralizó en todas las redes sociales”, sostuvo la pariente.

Finalmente, los restos del joven, de 25 años, fueron retirados del Instituto Forense la tarde del domingo y la mañana del lunes fueron sepultados. (AEB)