Exclusivo
Actualidad

El último grito de Alex

El niño fue encontrado ahogado después de dos días de búsqueda en el sector Las Viñas, en Ambato

niño
Un nutrido grupo de policías y bomberos buscaron intensamente al infante hasta que lo hallaron.Yadira Illescas

El grito de su hijo la alarmó, pero pese a que buscó de ‘cabo a rabo’ el sitio donde laboraba, no lo encontró ese miércoles 8 de julio y de inmediato pidió ayuda a la Policía de Ambato, provincia de Tungurahua.

Para encontrar al pequeño Alex Pilachanga Moreta, de 18 meses de edad, se tuvo que activar el programa denominado Alerta Emilia.

Ecuador implementó esta señal para la búsqueda de niños, niñas y adolescentes desaparecidos que estén en inminente peligro. El jueves 18 de enero de 2018, el Ministerio del Interior firmó el convenio con Center of Missing and Exploited Children (ICMEC) para la activación de esta alerta y ser parte de la Red Global de Niños Desaparecidos.

El sistema de alerta difunde de manera inmediata la imagen e información del menor perdido a través de los dispositivos móviles y medios de comunicación masiva como la televisión, correo electrónico, y las redes sociales como Facebook. El objetivo es llegar al mayor número de personas posibles y poder encontrar al desaparecido en el menor tiempo posible.

El coronel Jaime Amores, jefe de la Policía en la provincia, aseguró que es la primera ocasión que adoptan ese protocolo de búsqueda en Tungurahua porque les preocupaba no encontrar al infante.

El viernes 10 y con más de cien rescatistas de todas las unidades policiales y bomberos intensificaron el rastreo hasta que después de cuatro horas ubicaron al niño. Estaba ahogado en una laguna cerca a la casa donde laboraba su progenitora.

“Ese día que desapareció mi hijo, ya salía para mi casa, pero regresé porque mi jefa me llamó y mi hijo quedó al cuidado de mi mamá. Después cuando regresaba a verlo solo escuché un grito y me alarmé, le pregunté a mi mamá dónde estaba Alex y me dijo que me había seguido. Nunca llegó. Desapareció”, rememoró Sandra.

Su padre, Alex, mencionó que era el último de sus cuatro hijos y que rogaba con toda su alma lograrlo encontrar con vida. (YIE)

TE RECOMENDAMOS