Exclusivo
Ciudad

Graban a dos jóvenes teniendo sexo en fuera del MAAC

Duras críticas provocó un vídeo que encendió las redes, en el que se ve a una pareja en 'plena acción' en ese edificio del arte y la cultura

montaje
El ‘perreo carnal’ se dio entre la biblioteca y la administración del MAAC.Montaje: Carlos Abad / EXTRA

Indignación. Eso provocó en la ciudadanía un vídeo que circula por redes sociales en el que se ve a dos jóvenes teniendo relaciones sexuales en los exteriores del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC), ubicado en el malecón Simón Bolívar, centro de Guayaquil.

Las frondosas ramas del bambú que está en la parte delantera del MAAC taparon a los muchachos, quienes, al parecer, no se dieron cuenta de que eran grabados mientras se pegaban un ‘rapidito’.

Personal del museo no quiso hablar por miedo a perder sus trabajos. Y en la Administración, a escasos metros del sitio donde ocurrió el acto sexual, solo hubo una respuesta: “No se habla del tema”.

Como perros...

La ciudadanía sí se pronunció. María Loor considera repugnante la acción de los chicos y del ‘camarógrafo’, a quien cataloga de pervertido.

“Literalmente lo están haciendo como perros (...) y quien graba disfruta, porque al final del video se oyen risas y encima lo difunde. Hay una decadencia de valores”, expresa.

RELACIONADAS

Christian Morocho dice que vio el material audiovisual el fin de semana y calcula que el ‘perreo carnal’ pudo realizarse la semana pasada.

“Lo vi en TikTok y Facebook. La gente escribía: ‘Hay nuevo motel en Guayaquil’. Esos ‘manes’ estaban calientes, no tuvieron plata para un motel y no se aguantaron. Los que quedaron mal son ellos, de ley alguien los reconoce. Si eso hacen en la mañana, qué harán de noche”, se pregunta el visitante, quien cree que los baños también se pueden prestar para estos actos, pues a su parecer no hay supervisión en ese sentido.

pareja Maac
La espesa vegetación los camuflaba, mientras ellos se daban placer.Christian Vinueza / Extra

Contemplando el río Guayas estaban Afaf Johuari y su pareja. Ambos opinan que el malecón es un sitio para el romance, no para el sexo. “Todo tiene su tiempo y su lugar. Lo más triste es que ella vivió el momento, pero no sabe las consecuencias”, dice la descendiente de árabes.

Carlos Vera va más allá y cree que alguien del museo los grabó. “Yo he ido a la biblioteca y la perspectiva parece que es de más arriba, es decir de las oficinas administrativas. Si se dan cuenta, en el lugar donde estuvieron los ‘pelados’ no hay cámaras de seguridad”, analiza el joven.

Otros casos

Un hombre, quien no quiso ser identificado, reveló que esta clase de actos pasan en todos los parques de la ciudad, no solo en el malecón. “Váyase a las cinco de la tarde a la altura del KFC cercano a la Bahía, allí puede ver escenas similares”, sostiene.

RELACIONADAS

El año pasado, en San Valentín, dos venezolanos y un guayaquileño grabaron un video porno en La Perla, del malecón Simón Bolívar. Se filmaron teniendo sexo oral. Además, en 2019 circuló otro video en el que se observa a una pareja teniendo sexo dentro de una cabina de dicha noria

Respeto y dignidad

A Martha Rodríguez, catedrática de Ética, le sorprende la fragilidad de las relaciones interpersonales. “Tuvieron tiempo para grabar, en lugar de intervenir. Y lo difunden para que otros lo vean y digan: ‘Si ellos lo hicieron, nosotros también’”.

Otro aspecto que destaca es que ambos perdieron su sentido humano y actuaron “como animales”, lo hicieron por instinto y dejaron a un lado el razonamiento. “Una persona merece respeto y debe de tener dignidad, tiene que amarse y no permitir que la usen”, indica. 

  • Comunicado: Fundación Malecón 2000 aclara que la zona donde se registró el ‘cuerpeo’ no está bajo su responsabilidad administrativa.
“Si las madres de estos muchachos son personas correctas, que ambos se aguanten la paliza que les den. En mi caso es ‘corre, que te cojo’”.Afaf Johuari, ciudadana
familia
La presencia de niños es común en el Malecón Simón Bolívar, un lugar turístico en la ciudad de Guayaquil.Álex Lima / EXTRA
“Es terrible porque acá vienen niños y no tienen por qué ver esto. También es pésimo para el turismo. Yo vengo de Huaquillas”.Guillermo Merchán, turista