Guayaquil: La vida de la familia víctima de una explosión depende de un milagro

Exclusivo
Actualidad

Guayaquil: La vida de la familia víctima de una explosión depende de un milagro

Los afectador por el estallido en Mapasingue Oeste tiene quemaduras en el 80 y 90 por ciento del cuerpo. Necesitan ayuda.

Los afectados fueron trasladados en ambulancias del Cuerpo de Bomberos.
Los afectados fueron trasladados en ambulancias del Cuerpo de Bomberos.Alex Lima

La vida de los cuatro miembros de la familia Cevallos Zambrano depende de un milagro. Dos hermanitos y sus padres se encuentran asilados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de dos casas de salud de Guayaquil luchando para sobrevivir: los adultos, en el Abel Gilbert Pontón, y los menores de edad, en el Francisco de Icaza Bustamante.

Ellos fueron afectados por la explosión ocurrida la mañana del viernes en el departamento donde habitaban en la cooperativa 12 de Octubre, del sector Mapasingue Oeste, en el norte de la urbe porteña.

No tenemos cómo cubrir los gastos médicos. Se necesitan suero, pañales, leche, ampollas”.Eliana Cevallos,
familiar de los afectados

Jefferson Cevallos Beltrán, de 33 años, presenta quemadura de tercer grado en el 90 por ciento de su cuerpo; mientras que su esposa, la manabita Emma Zambrano Zambrano, de 36, en el 80 por ciento.

La explosión provocó la destrucción de las paredes. Vecinos ayer limpiaban los escombros.
La explosión provocó la destrucción de las paredes. Vecinos ayer limpiaban los escombros.Alex Lima

Eliana Cevallos, sobrina de Jefferson, contó que en Ivanna, la hija de 13 años de sus tíos, las lesiones cubren el 90 % de su cuerpo y en Snider, su ñañito, de 4, el 75 %.

“Quienes están más graves son mi tío y su hija. Los médicos nos dicen que su estado de salud es muy delicado. Oramos por su recuperación. Justo el viernes era el primer día de clase de mi primito, él estaba emocionado, mi tía se levantó a prepararle el desayuno. Mi familia está devastada”, manifestó llorando la joven.

Ayer, los vecinos de los afectados removían los escombros que dejó el estallido, que causó pánico en los habitantes de esta zona porteña.

Jefferson Cevallos, su esposa Emma Zambrano y sus dos hijos Ivanna y Snider.
Jefferson Cevallos, su esposa Emma Zambrano y sus dos hijos Ivanna y Snider.Cortesía

La moradora Katthy Figueroa contó que los familiares de las víctimas son de escasos recursos y que no tienen dinero para comprar las recetas que piden en los hospitales donde están asilados.

“Hemos recogido unas cuantas monedas en el barrio, pero no es suficiente. Ayuden a esta familia, no los dejen morir”, suplicó la vecina. (AEB)