Exclusivo
Judicial

Guayas: Tentativa de 'perricidio' en Durán

Simba peleaba con otro can cuando un tipo apareció y la atacó. Ocurrió en la ciudadela Oramas González.

Perro atacado
La mascota se encontraba estable, pero sería llevada a un veterinario.JIMMY NEGRETE

Con una herida de unos cuatro centímetros, Simba fue trasladada a un centro veterinario la mañana del domingo 30 de mayo, tras ser atacada en la ciudadela Oramas González, del cantón Durán, en Guayas.

La mascota, de la especie mastín napolitano, tiene dos años y según cuenta su propietario, Marcos Chimbo, no es agresiva y ayer habría aprovechado que alguien abrió la puerta del garaje para salir.

Esto lo confirma su hijo Jonathan, quien a las 07:30 sacaba su automotor del inmueble y se percató de que su cachorra había salido. Sin embargo, Simba habría acelerado su paso y al llegar a la esquina otro can la atacó.

En consecuencia, Marcos Chimbo corrió a rescatarla, pero antes llegó un sujeto con un cuchillo “grande, como un ‘matachancho’, y la apuñaló”, sostuvo el vástago.

Perro agredido
La herida estaba en la parte alta del can.JIMMY NEGRETE

A la primera cuchillada Simba habría corrido, pues el individuo buscaba seguir atacándola, según recuerda el dueño de la mascota.

Después de eso, se comunicó con la Policía Nacional y un patrullero llegó al sitio del suceso, pues había sospechas de que el atacante se hubiera escondido en una casa del sector. No obstante, logró escapar, pues unos testigos mencionaron que se habría ido en una moto.

De acuerdo con lo averiguado por los uniformados, el agresor sería conocido con el alias de Julio.

otis 4

Emotivo: Otis, el peludito que rescataron del estero Salado

Leer más

Hasta seis meses de prisión

El artículo 249 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que la persona que ocasione lesiones a un animal podría ser sancionada con prisión de dos a seis meses.

Además, se precisa que si la acción es derivada de una situación de crueldad o tortura, la persona involucrada podría recibir una sentencia de seis meses a un año de cárcel.

El dueño de la mascota agredida dijo que irá a la Fiscalía local a poner la denuncia formal, pues teme que la situación se repita.