¡Hija de migrante ecuatoriana muerta en el desierto de México fue entregada a su abuela!

Exclusivo
Actualidad

¡Hija de migrante ecuatoriana muerta en el desierto de México fue entregada a su abuela!

La menor vio morir a su madre cuando, junto a ella y su novio, pretendían llegar de manera ilegal a Estados Unidos. El coyote los dejó abandonados.

la-guardia-3
Gladys Guallpa recibe a la menor en el aeropuerto La Guardia, en Nueva York.Cortesía

“No abandones a mi hija, llévala hasta donde está mi mami, en Queens”. Las últimas palabras de Jazmín Lema, migrante ecuatoriana que falleció en el desierto de México, en su intento por llegar a Estados Unidos de manera ilegal, se cumplieron.

Hoy, Maricela, la pequeña de 3 años que vio morir a su madre luego de que fueran abandonadas por el coyotero que debía llevarlas hasta la ‘Yoni’, ya está en los brazos de su abuela. Es un empezar otra vez.

Pocos días antes de la pasada Navidad, la pequeña Maricela estaba desconcertada. En pleno aeropuerto La Guardia, en Nueva York, se sentía nerviosa, miraba a uno y otro lado como buscando algo. De pronto, la niña, que estaba acompañada de una azafata, dio un brinco, salió corriendo y saltó a los brazos de su abuela. Abrazaba el amor de familia, abrazaba la nueva vida, ya sin mamá.

La menor fue entregada a su abuela Gladys Guallpa luego de un largo proceso para ver si se quedaba con ella o si la regresaban a Ecuador, donde su papá también peleaba su custodia.

El caso fue conocido por toda la polémica que se generó tras el fallecimiento de Jazmín y los antecedentes de violencia intrafamiliar que habrían motivado su salida del país en busca de mejores días, junto a su novio, Anthony L. (menor de 17 años) y Maricela.

Migrante ecuatoriana fallece
Jazmín Lema tenía 21 años y muchos sueños por cumplir.Cortesía

Salieron del país el sábado 21 de agosto. Habían contactado a un coyotero que les ayudaría a pasar la frontera desde México hasta Estados Unidos. Pero el sujeto los abandonó en el desierto de Sonora, Nogales Hermosillo, México.

Sin agua, sin conocer el terreno y caminando bajo altísima temperatura del desierto, Jazmín se sintió mal, se desmayó, empezó a sangrar por la nariz. Su compañero trató de ayudarla, pero ella estaba muy débil. Con las últimas fuerzas le pidió que llevara a su hija hasta donde su mamá. Fue su último deseo antes de expirar.

Luego de ser encontrados por una patrulla fronteriza, un papel doblado, encontrado entre las pertenencias de Jazmín, dio la primera alerta. Era la Boleta de Auxilio #009, emitida por el Juez de la Unidad Multicompetente de Biblián. Ahí se detallaba la denuncia a su expareja y padre de su hija, Fernando L.

Sin embargo, ante la ausencia de Jazmín, tanto el padre como su abuela entraron en una pugna jurídica por la custodia de la niña. Abogados habían logrado ingresar a los menores a territorio norteamericano, por lo que estaban bajo custodia del Departamento de Servicios Sociales en Arizona.

MIgrante hija 2
Gladys Guallpa firma los documentos legales al recibir a la menor en el aeropuerto.Cortesía

William Murillo, director ejecutivo de 1800migrante.com, organización que emitió la alarma sobre este caso, explica que luego de un extenso proceso, “las autoridades norteamericanas decidieron que el bienestar de la menor estaría garantizado por la abuela”, aunque aclara que “todavía existe una segunda batalla por la patria potestad de la menor”.

Hasta tanto, Maricela vive por ahora el sueño por el cual su madre se sacrificó. “Jazmín dio su vida para que mi nieta tenga un futuro diferente, sin violencia y junto con su familia y no con desconocidos”, aseguró con alegría Gladys Guallpa al recibir a la niña.