Exclusivo
Actualidad

Hijo habría baleado a su madre en Sucumbíos

La víctima recibió disparos en su pierna izquierda. El acusado fue detenido con una escopeta. La mujer murió en el hospital de Lago Agrio.

MARCOVINICIOIZA
El cuerpo fue retirado del hospital Marco Vinicio Iza, de Lago Agrio, capital sucumbiense.Archivo

Luego de luchar 20 horas, María Ushco perdió la vida tras recibir algunos balazos en sus piernas, durante una pelea intrafamiliar en su casa. Ella vivía en la parroquia Sansahuari, del cantón Putumayo, en Sucumbíos.

La policía informó que el caso se produjo a la 01:30 del 20 de junio, cuando recibieron la alerta de aquel pleito en ese sector. Fueron a indagar a la vivienda y se toparon con un hombre, identificado como Roberto Favicela, de 20 años, quien estaba en un balcón y cargaba una escopeta de fabricación artesanal.

Cuando vio a los gendarmes, el chico supuestamente les apuntó con el arma. En ese momento, los uniformados hablaron con él y lograron subir hasta donde se encontraba.

20fd6167-2052-4fb8-ab6d-63abaa1c7f62

Presunto femicida de una joven de 21 años fue capturado en la madrugada, en Quito

Leer más

Creían que era femicidio

Al ingresar a la casa, los investigadores hallaron a Ushco, de 41 años, tendida en el piso y baleada en su pierna izquierda. Cerca de ella estaba su esposo, quien es padre del tipo que cargaba la escopeta.

Ambos hombres fueron detenidos para las investigaciones, ya que se pensó que se trataría de un femicidio. Al tiempo, los policías llevaron a la víctima a un subcentro de salud del sector llamado Unión y Progreso.

Allá la atendió una doctora que la estabilizó y luego la trasladaron al hospital Marco Vinicio Iza de Lago Agrio. Ella ingresó a las 04:30 del domingo. Los médicos la operaron y la ingresaron a cuidados intensivos. Sin embargo, a las 21:30 Ushco perdió la vida.

Entretanto, la audiencia de flagrancia se hizo en contra de padre e hijo. Sin embargo, se determinó que solamente el segundo de ellos tenía implicación en el crimen.

Actualmente, Favicela está ingresado en el Centro de Privación de Libertad de Sucumbíos.

La escopeta fue ingresada como evidencia. Se presume que la mujer también fue macheteada.