Exclusivo
Familia

Que sus hijos se desestresen con sus mascotas

Las animales se han convertido en un importante apoyo emocional que reduce la soledad, el estrés y beneficia a la salud mental de toda la familia

niño
Dialoga con su hijo y juntos escojan a su amigo de ‘4 patas’Pixabay

El virus pandémico les ‘fregó’ las vacaciones a los ‘pelados’ de la región Costa, por segundo año.

Su movilidad sigue siendo limitada, no hay contacto con otros niños. Sin embargo, una mascota puede ser ese ‘salvavidas’ en esta nueva realidad.

Su presencia dentro del hogar trae beneficios, como el incremento de la seguridad en sí mismos y su entorno.

“El aumento de la actividad física, mediante juegos o paseos dentro de casa, reduce el estrés y aumenta la alegría”, señala la psicóloga clínica Yehilin Pardo.

Asimismo, indica que tener una mascota fomenta la disciplina, puesto que el niño debe enseñar y respetar normas de convivencia. Por ejemplo: Instruirle dónde hacer sus necesidades y los horarios, pero a la vez debe respetar el espacio de la mascota mientras come, descansa, etcétera.

“También genera la unión familiar y la especie viene a formar parte del clan”, dice Pardo. Su colega Jonathan Suárez manifiesta que los animales vendrían a complementar las áreas que son empatía y vínculo.

Niños de 5 hasta 10 años pueden hallar en los animales esa contención, ya no tanto en los que están rumbo a la adolescencia. Ellos más se refugian en la tecnología”, sostiene Suárez.

Al momento de seleccionar una mascota para introducirla al hogar debe tener en cuenta su procedencia, aconseja la veterinaria Cristina Escaldaferri. “Si es una rescatada su temperamento podría ser un poco tímido al comienzo, pero es algo que se puede manejar con el pasar del tiempo”, explica.

Nada de humanizarlos 

Esta es la nueva moda, asegura Suárez, quien indica que los animales son seres vivos, merecen respeto y cuidados, pero no es un humano. “No piensa como tal, se maneja por instintos, las personas bajo emociones y sentimientos”, indica.

RELACIONADAS

Escaldaferri tampoco está de acuerdo con esta postura. “Por más amor que les tengamos debemos enseñarle a los niños a no humanizarlos. Ellos tienen necesidades y requerimientos diferentes a la gente”, manifiesta la experta, quien no comparte que le pinten las uñas o le creen cuentas en redes sociales.

“Las dietas también están incluidas. Ellos requieren sus balanceados que poseen más proteína pura que la comida casera que les suelen dar, esta los engorda. Ponerles ropa es otra cosa, ellos tienen su pelaje, eso es suficiente”, menciona.   

EXTRATIPS

  • Fija responsabilidades. Los niños comprenden de una manera agradable y receptiva la importancia de cumplir con ciertas responsabilidades para el bienestar de su nuevo amigo, por eso asigna actividades que los pequeños realicen: bañar, alimentar o peinar a la mascota. Todo bajo supervisión de un adulto.
  • Establece límites. Enseñar cuando se debe y cuando no tocar una mascota. Por ejemplo, no es recomendable acariciarlos mientras comen. A veces se ponen bravos y atacan. Son como niños cuando les quieres quitar su alimento favorito.
  • Es importante la edad, raza y especie de mascota. Mientras más edad tengan su voluntad para realizar actividades físicas se reducirá y sus necesidades, como visitas al veterinario aumentarán. Si es de raza grande ten cuidado con los niños al momento de jugar. En cuanto a la especie, toma en cuenta que los gatos son más independientes que los canes.
  • Conversa con su hijo y descubre qué especie le sienta mejor, para ello debes conocerlo, saber qué tipo de personalidad tiene el pequeño. Por ejemplo, si él es muy extrovertido un perro le viene mejor que un gato, pero si no le gusta jugar mucho, el gato es una buena alternativa, pues esta especie es independiente. De igual manera considera el espacio de tu hogar, si es pequeño un pájaro, pez o hámster es ideal. Hay muchas opciones, pero siempre recálcale al infante su compromiso de cuidarlo y amarlo. 
RELACIONADAS
"Las mascotas se han convertido en un importante apoyo emocional que reduce la soledad, el estrés y beneficia a la salud mental de toda la familia".Jonathan Suárez, psicólogo clínico
perro
Los perros ayudan a que los chicos entren en movimiento.Pixabay
"La cantidad de mascotas a tener dependerá de los cuidados, espacio y atención que se les pueda dar. Más mascotas, mayor responsabilidad”.Cristina Escaldaferri, veterinaria