Un hombre murió aplastado por un bus en Quito

Exclusivo
Actualidad

Un hombre murió aplastado por un bus en Quito

Una testigo contó que la víctima se levantó de una grada y se lanzó al automotor. Sin embargo, se indaga si se enredó y perdió el equilibrio.

El hecho se registró en la calle Galo Plaza, en un sector conocido como la Etapa E, al norte de Carapungo. El hombre no fue identificado.
El hecho se registró en la calle Galo Plaza, en un sector conocido como la Etapa E, al norte de Carapungo. El hombre no fue identificado.Fotos: René Fraga / EXTRA

Dos hipótesis se manejaban en torno a la muerte de un hombre, de aproximadamente 30 años, luego de que un bus lo aplastara. La una fue que supuestamente se lanzó bajo las llantas de la unidad de transporte y, la otra, que se habría desequilibrado.

El hecho se registró la mañana de ayer, en la Etapa E de Carapungo, en el norte de Quito. El cadáver quedó tendido en la calzada, cubierto con una sábana azul y, más adelante, el automotor implicado.

Una de las testigos, aún asustada, contó lo que había visto. Se trataba de Sandra Morales, quien estaba parada en una estación de autobuses y se percató de aquel hombre sentado en unas gradas.

“El bus bajaba muy despacio y el chico se paró para lanzarse. Se golpeó en la parte posterior del carro”, precisó la mujer. Morales acotó que la víctima se habría golpeado en un costado del vehículo.

"El labrado de los neumáticos quedó en el cuerpo de la persona fallecida. Eso nos indica que fue arrollado”.Damaris Vásconez
investigadora de Jefatura de Accidentología

Pudo haberse caído

Hubo gente que creyó que se trató de algún pariente.
Hubo gente que creyó que se trató de algún pariente.René Fraga / EXTRA

La testigo corrió a ayudarlo, pero el peatón había fallecido.La gente pidió socorro y uno de los primeros en llegar fue Juan Carlos Lara, agente metropolitano de Tránsito, quien explicó que a su arribo ya no encontraron al conductor de la unidad.

“Estamos a la espera de los agentes de Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) para que realicen la identificación del fallecido”, indicó. Esto porque no le encontraron documentos y las personas que se acercaron a mirar el cuerpo, no lograron reconocerlo.

Al punto llegaron los miembros del SIAT y cercaron aún más la escena de la muerte. Revisaron las llantas del bus y también los alrededores de donde estaba parqueado.

Damaris Vásconez, una de las investigadoras de la Jefatura de Accidentología Vial, confirmó que posiblemente, como segunda hipótesis, el hombre perdió el equilibrio.

Esto porque cerca de las gradas en las que él se sentó había una alcantarilla bastante hundida en el suelo. Y era probable que al levantarse, según las indagaciones, la víctima pisó en el hueco de la rejilla y se cayó.

“Fue en ese momento que se produjo un arrollamiento”, confirmó Vásconez. Las áreas más afectadas fueron su cráneo y el costado izquierdo del cuerpo.

"El joven se paró y se lanzó. Se golpeó en la parte posterior del bus que estaba bajando bien despacito”.Sandra Morales
testigo