No hubo rehabilitación, sino castigo y muerte

Exclusivo
Actualidad

No hubo rehabilitación, sino castigo y muerte

Hombre fue asesinado en un centro para adictos de Guayaquil. Internos dijeron a la Policía que a la víctima la atacaron con un palo y que le pasaron corriente.

Según moradores, la clínica funcionaba desde hace más de un año en este inmueble.
Según moradores, la clínica funcionaba desde hace más de un año en este inmueble.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

“Esto es lo que pasa si te quieres fugar”, habría manifestado el encargado de una clínica de rehabilitación a uno de los internos que intentó escaparse. Estas palabras estuvieron acompañadas de golpes. Así lo indica un informe de la Policía a la que este Diario tuvo acceso.

En el documento se detalla que de acuerdo a versión de testigos Alejandro Hilario Ruiz Zambrano, de 42 años, fue atacado con un palo, un fierro y que además le pusieron corriente. Su muerte ocurrió la noche del domingo en un centro para adictos que funcionaba clandestinamente en las calles 15 y la L, en el suburbio de Guayaquil.

La cartilla policial también revela que por versión de internos se conoció que a la víctima le habría dado un ataque de desesperación y que al intentarse fugarse lo golpearon. “Le pegaron en el pecho, en la cabeza, le pisaron el cuello, las nalgas. Lo dejaron inconsciente y desnudo. Luego lo aislaron. Se ahogaba, no podía respirar”, relató uno de los internos a la Policía.

Otro testigo manifestó que a Alejandro le dieron patadas, puñetes y que incluso enchufaron un cable para meterle corriente.

El teniente coronel Christian Salazar, jefe el distrito Portete, explicó que la novedad se reportó a las 02:00 de ayer y que la Policía detuvo a los cuatro posibles causantes.

“En esa casa funcionaba una clínica de rehabilitación clandestina. Al parecer, esta persona intentó salir y cuatro sujetos le dieron golpes en diferentes partes del cuerpo con un objeto contuso. Esto le ocasionó la muerte”, informó el jefe policial.

Agregó que al llegar la Policía se constató que en el lugar habían 19 personas, entre ellas un menor edad.