Exclusivo
Actualidad

A implicado en linchamiento de Posorja 'se le hizo agua' la libertad

Cumplía una condena de 3 meses por tráfico de droga, pero tenía boleta de captura por su presunta participación en el triple crimen ocurrido en 2018

En el linchamiento habrían participado alrededor de 2.000 personas informaron las autoridades.
n el linchamiento habrían participado alrededor de 2.000 personas informaron las autoridades.Archivo

Aurelio Wilson Flor Andrade estaba a días de cumplir su condena de tres meses, por el delito de tráfico de sustancias sujetas a fiscalización, por el que fue detenido el 11 de marzo pasado. Sin embargo, sobre el pesaba una boleta de captura por su presunta vinculación en un triple crimen ocurrido el 16 de octubre de 2018, en Posorja, parroquia rural de Guayaquil.

El general Ramiro Ortega, informó que, mediante técnicas y diligencias investigativas se localizó a un sospechoso, quien tiene boleta vigente por el delito de asesinato, este se encuentra recluido en el Centro de Rehabilitación Social de Varones No.1 de Guayaquil y había sido ingresado por el delito de tráfico ilícito de sustancias catalogadas a fiscalización.

El implicado fue puesto a órdenes de las autoridades . Estaría vinculado, entre otras personas, en el linchamiento y muerte de tres ciudadanos quienes habrían sido detenidas por estafar a unas personas, pero luego por un rumor se los acusó de robar a menores de edad,

Aurelio Wilson Flor Andrade habría participado en el linchamiento.
Aurelio Wilson Flor Andrade habría participado en el linchamiento.Cortesía

Los asesinados fueron: Tonny Mauricio Pareja Valladares, de 44 años; Ronald Gustavo Bravo Rosado, de 25; y Jacqueline Cecibel Mero Figueroa, de 35.

En su asesinato participaron alrededor de 2.000 habitantes de Posorja (informaron las autoridades en ese entonces), ellos los sacaron de las instalaciones de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) y los golpearon hasta matarlos, luego les prendieron fuego.

Casi un año después de este suceso, que conmocionó al país por la forma en que fue cometido, en octubre de 2019, siete personas fueron sentenciadas a 34 años y 8 meses de cárcel, como autores del asesinato (linchamiento); mientras que otros 4 fueron procesados, como cómplices, a 17 años de privación de libertad.