Exclusivo
Actualidad

La Kennedy, en una espiral delictiva

La pareja acusada de un intento de robo en una pollería salió en libertad tras un acuerdo con el dueño. Ahora la gente teme que el sujeto vuelva.

KENNEDY
Los comerciantes de la calle Zaldumbide, en La Kennedy, instalaron un sistema de cámaras de vigilancia.René Fraga

Juró que se vengaría mientras los policías lo llevaban preso tras intentar robar junto a su mujer una pollería de la calle Ramón Borja, sector de La Kennedy, en el norte de Quito.

Por eso los comerciantes temen que la promesa se cumpla, sobre todo porque no imaginaron que serían liberados 24 horas después.

Ambos llegaron a un acuerdo con el dueño del asadero: le pagaron 500 dólares y pidieron una disculpa, el pasado 27 de noviembre.

Los propietarios de otros locales no creen lo que aquella pareja ofreció en la audiencia: “Que no repetirían este tipo de actos”, dijeron.

"Vamos a cuidarnos por nosotros mismos porque la justicia libera a los ladrones”.Milton Guamba
dirigente barrial

Ahora, ellos desconfían de todo extraño que recorre por la concurrida calle. Ni siquiera quieren hablar expresamente sobre la inseguridad y son pocos los que se atreven.

“Es una muestra palpable del inicio de una espiral delictiva que se vendrá a nuestro sector”, dice Guillermo Granja, un morador que está cansado de tanto atraco. A su criterio, mientras haya autoridades que permitan este tipo de conciliaciones, los robos seguirán aumentando.

El temor crece a otros lados

En la calle Gonzalo Zaldumbide, cercana a la Ramón Borja, la situación es similar: el miedo es latente. Milton Guamba, dirigente del barrio, dice que no solo se observan robos en locales comerciales, sino también hay arranches de carteras y robo de vehículos.

Por eso quieren dotar de cámaras de video a gran parte de los comerciantes y también de botones de pánico que alerten sobre asaltos en negocios.

"Este tipo de estructuras pequeñas busca información antes, para luego poder actuar”.Jorge Hadathy
jefe de la PJ

Precisa que debido a las leyes, ellos no pueden impartir justicia por mano propia, pero sí entregarán a los delincuentes a las autoridades.

Sin embargo, critican que se los libere inmediatamente como lo ocurrido con aquella pareja de colombianos, ya que eso los deja en la indefensión.

“Pediremos de favor que los vecinos nos unamos y luchemos por nuestra cuenta. Ellos (los ladrones) no tienen temor y considero que cumplirán las amenazas”, explica Guamba.

‘Choros’ de oportunidad

KENNEDY2
En Quito hay las denominadas bandas de oportunidad, donde dos o más personas hacen una indagación antes de cometer el delito.René Fraga

Jorge Hadathy, jefe de la Policía Judicial del Distrito Metropolitano de Quito, refiere que en la capital no se está viendo con frecuencia la participación de parejas –hombre y mujer– en los actos delictivos como en La Kennedy.

Sin embargo, asegura que sí se están conformando estructuras criminales pequeñas a las que se denomina delincuentes de oportunidad. Es decir que entre dos o más personas levantan información previamente en los lugares para robar en el mejor chance posible.

A decir del oficial, además en la ciudad se están identificando a bandas delictivas cuyos integrantes pertenecen a una misma nacionalidad, como en el caso de la pareja detenida, ya que ambos son colombianos.

Y una de las bandas con estas características fue desarticulada ayer en el sector de La Argelia, sur de Quito, luego de que fueran identificadas dos hombres dedicados al robo de personas. “Ellos están implicados en el asalto a una oftalmología, el pasado 27 de julio, en La Mena”.