Exclusivo
Actualidad

Las Vegas bajo alerta

Varios moradores piden al municipio ayuda para su reubicación, con una vivienda. Otros se niegan a salir. Problemas de salud aquejan a muchos en el sitio.

Foto de Sistema Granasa
El cabezal de lo que habría sido un pozo petrolero sobresale en una de las calles de Las Vegas.Jesús Bernabé / EXTRA

Luego de varias semanas que las autoridades municipales anunciaran que no se legalizarán los terrenos del barrio Las Vegas, del sector Velasco Ibarra en La Libertad, la tristeza y preocupación se apoderó de los habitantes, que no saben qué pasará con los bienes que han construido con el esfuerzo de varios años ni a donde podrán ir a vivir.

Algunos comentan que para construir sus casas realizaron préstamos bancarios a letras muy altas, que con esfuerzos lograron cancelar. A otros la economía todavía los aprieta, por lo que mantienen sus viviendas con estructuras de caña.

“Nosotros cambiamos la imagen de este lugar, que era un basurero. Recuerdo que nos tocaba comer entoldados, porque las moscas abundaban por aquí. Por eso una de mis hijas nació con tifoidea (...) y como no teníamos dónde irnos, nos acomodamos como pudimos”, contó Mariana Santana. Ahora que se enteró de la mala noticia, no sabe dónde ir con sus hijos ni quién le devolverá todo lo invertido.

▶Leer: ¡Delincuentes asaltan terminal terrestre de Santa Elena!

Ella es miembro de una de las 210 familias que habitan este sector, que según las autoridades estaría ‘minado’ por el petróleo.

Unos sí, otros no

Hay quienes solo bajo la condición de una reubicación estarían dispuestos a salir, como Jenny Arteaga. “Yo le he dicho al alcalde Víctor Valdivieso que nos busque una solución, pero con la construcción de una nueva casa, porque muchos no tenemos cómo volver a empezar”, expresó la moradora.

Arteaga también reconoce que el tiempo que está viviendo en el lugar le está afectando a su salud. “Tengo problemas respiratorios y del corazón, la doctora me confirmó que a causa del sector donde vivo se han desarrollado estas enfermedades, ya que la inhalación de gas y otros componentes en el aire contribuirían para que sufra de estos males”, aseguró.

Aunque hay quienes como Ramona Zambrano se niegan rotundamente a una reubicación. Ella alega ser propietaria de una cuadra, que estaría repartida en varias viviendas de bloque para sus hijos. “De aquí no me saca nadie. ¿O sea que todo mi esfuerzo ahora no vale nada? Bajo mi pobreza, trabajaba haciendo servicio de limpiezas en varias casas para poder terminar la mía”, reclamó la lugareña.

Durante un recorrido que un equipo de EXTRA realizó por el sector, se observa muy cerca a las viviendas un cabezal de pozo color amarillo, donde hace varios años se extraía el crudo. Pero para ciertos moradores pasa inadvertido, pues aseguran que no creen en las declaraciones de las autoridades de una posible explosión en cadena, como se dijo en una reunión hace varias semanas.

▶Leer: Club de los hombres fieles nace en Salinas

Alta probabilidad de enfermedades

Consultada por EXTRA, la doctora María Elena Crespo, del Centro de Salud Santa Elena, comentó que los riesgos que generalmente se dan en estos casos, a causa de los olores y compuestos químicos en el aire que emanan los pozos petroleros, “ocurren a largo plazo, estaríamos hablando que son propensos de padecer 8 veces más probabilidades de diferentes tipos de cáncer, como a la piel, la próstata, ovarios, estómago u otros órganos”.

Sobre la posibilidad de padecer de alzheimer y parkinson, como se mencionó en la reunión de las autoridades, la galeno expresó que “podrían ser enfermedades crónicas a causa de esta misma emanación de olores (...) estaríamos hablando de una afectación a largo plazo, sobre todo en adultos mayores”, por lo que enfatizó que nadie debería vivir en esas condiciones.