Exclusivo
Actualidad

'Lejitos' de papi y en tratamiento, por presunto femicido

Menor de edad se encuentra con una tía en Guayaquil, tras la muerte de su madre en Caluma. El padre de la pequeña es investigado por la justicia

Sepelio de femicidio en Caluma
El cuerpo de Elvira fue sepultado ayer, en el cementerio de Pascuales, parroquia urbana de Guayaquil.CORTESÍA

Con tratamiento y alejada de papi. Esa es la realidad que por una disposición legal ahora vive la pequeña niña que procrearon Berman y Elvira hace seis años. Una situación forzada ante la muerte de la madre de familia, quien falleció el pasado sábado en el cantón Caluma, en la la provincia de Bolívar. Se sospecha que la mujer fue víctima de un femicidio, cuyo principal sospechoso es Berman.

El hombre permanece detenido en el centro de privación de libertad de Guaranda, tras la audiencia que le realizaron el pasado lunes y en la que le formularon cargos por dicho delito. La instrucción fiscal contra él durará 30 días.

En la diligencia judicial, a Berman también le dictaminaron que no puede acercarse a la chiquilla ni su tía Maritza, quien ahora cuida a la infante en Guayaquil, ciudad donde vive el resto de familiares de la difunta. Tampoco puede realizar actos de persecución o de intimidación a miembros del núcleo familiar de Elvira, por sí mismo o a través de un tercero.

La sentencia incluyó, además, que a Maritza le concedan una boleta de auxilio, y que tanto ella como la pequeña reciban atención del Ministerio de Salud.

Niña notó cosas raras

Según Omayra, otra tía de la menor, su sobrina pudo notar que algo andaba mal entre sus padres antes del deceso. "Mi papá mató a mi mamá, él le pegó. Siempre la golpeaba y ella decía que se iba a ir", dijo la niña, contó Omayra.

RELACIONADAS

Por tal razón, un equipo de la Dinapen (Dirección Nacional de la Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes) deberá redactar un informe sobre la situación de la niña.

Mientras tanto, los allegados de Elvira esperan que la justicia determine si Berman es o no culpable de su muerte. De acuerdo a los resultados de la autopsia practicada a la progenitora, de 32 años, su fallecimiento fue por una asfixia mecánica por estrangulación.

TE RECOMENDAMOS