"La lluvia más fuerte hasta el momento"
Suscríbete

Exclusivo
Ciudad

"La lluvia más fuerte hasta el momento"

Guayaquil se transformó en la 'Venecia criolla con el aguacerón del 8 de marzo, el cual duró cerca de 15 horas. El sur y centro contó con más concentración de agua.

calle inundada
Peatones y conductores fueron sorprendidos con la precipitación del pasado lunes.Christian Vásconez/EXTRA

Según el técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), Boris Malavé, el pluviómetro (objeto que calcula las lluvias en milímetros) midió desde ayer hasta hoy, de 07:00 a 07:00, las precipitaciones en Guayaquil.

Las zonas con más concentración de agua fueron el sur y centro. “La Pradera registró 148.8 mm y Pedregal (vía Perimetral) 147.7 mm cuadrados (1 mm es 1 litro por metro cuadrado). La Universidad de Guayaquil tuvo 133.7 (ver gráfico)”, informa el experto, quien dice que las lluvias vinieron con tormentas eléctricas.

“Lo de ayer fue un evento extremo con lluvias fuertes mayores a los 100 mm. Las causas fueron el calentamiento diurno de la época, temperaturas máximas que oscilaron de 30 a 32 grados centígrados en horas de la tarde, sumado a una franja de mal tiempo que se ubicó sobre Ecuador, y la temperatura superficial del mar que contribuyó para que estas precipitaciones sean de moderadas a fuertes, en las últimas 24 horas. Es la lluvia más fuerte del año”, explica.

Interagua señala que ayer, a las 15:12, se registró un nivel máximo de marea alta de 3.68 sobre el caudal del río y sumado a la fuerte lluvia horas más tarde ocasionó las anegaciones en varios puntos. La entidad afirma que cuadrillas conformadas por 45 colaboradores y 20 hidrocleaners facilitaron la evacuación de aguas lluvias y destaponamiento en las calles. A las 22:00 el nivel del agua en el río y esteros bajó, facilitando el desfogue de aguas represadas.

“Interagua viene insistiendo en la necesidad de un dragado a profundidad de los ríos Daule y Guayas, y de los principales ramales del estero Salado, pues por el alto nivel de azolves (lodo o basura), el fondo de sus cauces es cada vez más alto y afecta a la capacidad de desfogue de las aguas lluvias, sobre todo en marea alta”, indica Ilfn Florsheim, relacionista pública de la entidad.

"Tenemos mucho cemento, un suelo impermeable, en el que no pasa el agua a través del piso, lo que sí sucede en áreas verdes”.Carolina Sotomayor, arquitecta
aguacero
Vehículos se convirtieron en lanchas para cruzar las calles de Guayaquil.Christian Vásconez/EXTRA
"Un sistema de bombas y válvulas es una solución. Funciona en otras ciudades del mundo con problemas de inundaciones; se necesita de un estudio técnico”.Guillermo Pacheco, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Guayas