Esmeraldas: ¡Hombre fue asesinado a machetazos en la cabeza!

Exclusivo
Actualidad

Esmeraldas: ¡Hombre fue asesinado a machetazos en la cabeza!

Hombre fue asesinado mientras bebía licor, en Esmeraldas. El implicado hirió en el cráneo y la cara a la víctima. Otro vigilaba que no los ‘cacharan’.

WhatsApp Image 2021-05-11 at 09.40.18
El cadáver fue retirado por personal de Medicina Legal. Uno de los primeros datos mostraba que tenía heridas de machete.Cortesía

El recinto Walte, en el cantón Rioverde, en Esmeraldas, fue el escenario de un nuevo crimen. Solo que en esta ocasión no zumbó la bala sino el machete. Una persona falleció.

La víctima fue identificada como Luis Justiniano Angulo, de 22 años, conocido como Nano, quien se había reunido con dos ‘panas’. Ellos habían llegado del recinto Milagro a tomarse licor, la tarde del 9 de mayo.

Los tragos iban y venían hasta que se inició un pleito pasadas las 04:00 del siguiente día. Los policías supieron que uno de los farreros había sacado un machete y se abalanzó contra Nano, destrozándole la cara y el cráneo.

Un detenido

Mientras eso pasaba, el otro tipo que fue a beber sirvió como campanero para evitar que la gente se diera cuenta de lo que estaba ocurriendo.

Por eso, ambos tipos, supuestamente sus amigos, huyeron del lugar, dejando en el piso al fallecido.

Sin embargo, el crimen fue comunicado a la policía, que envió a un equipo especializado para la investigación.

Los agentes preguntaron entre los testigos de la zona y hablaron incluso con el padre de uno de los implicados.

MACHETEADO2
Uno de los sospechosos fue detenido a las pocas horas de ocurrido el asesinato.Cortesía

Con esa información recorrieron sectores aledaños al recinto Walte, cuando vieron a un sujeto que caminaba de manera sospechosa. Al verlos, él se fue corriendo y los gendarmes lo alcanzaron a pocos metros.

Se trataba de Eladio Flores, quien supuestamente se encargó de vigilar durante el crimen. Sin embargo, el otro tipo no pudo ser detenido, ni tampoco se halló el arma homicida.

Lo que sí encontraron como evidencias fue una camiseta y pantalón ensangrentados, que pertenecerían a uno de los implicados. Para ayer estaba prevista la audiencia de flagrancia, proceso que se abrió por el delito de asesinato contra Flores.

La víctima tenía antecedentes penales por uso de armas, delito cometido en 2012.