Exclusivo
Actualidad

La maestra en bici: "Las escuelas rurales no tienen las condiciones para regresar a clases"

Carolina Espinoza analiza la decisión del COE, de volver a las aulas en enero. Cree que no hay condiciones sanitarias para que se cumpla el proceso

maestra en bici
Carolina Espinoza fue elogiada en redes sociales por visitar en sus casas a los alumnos que no tiene acceso a internet.Tomada de internet

Carolina Espinoza se hizo conocida a nivel nacional por su entrega como docente. Quizá, muchos no la recuerden por su nombre, pero sí por la emblemática fotografía que inmortalizó a esta maestra del cantón Playas, montada sobre su bicicleta y con un pizarrón al hombro. Ella visitaba casa por casa a los estudiantes que, por su condición económica, no tenían acceso a las clases virtuales.

La noticia del regreso a las aulas la tomó por sorpresa. Ella es profesora de la escuela rural Juan Bautista Yagual Mite, de ese cantón el Guayas. Cuenta que, al igual que muchas instituciones rurales, no solo de la provincia, sino de la Costa, esta “no tiene las condiciones sanitarias para regresar a clases”.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional autorizó, este 17 de diciembre de 2020, bajo la figura de plan piloto, la solicitud presentada por el Ministerio de Educación, para el retorno progresivo a clases presenciales de los estudiantes en 204 escuelas fiscales.

Esta es una decisión con la que Espinoza no está de acuerdo. En primer lugar, insiste, porque la infraestructura escolar, a causa del abandono obligatorio por la pandemia, está deteriorada. “Hasta ahora lo que nos han dicho es que los docentes volvemos a las escuelas, pero sin estudiantes. Los baños están destruidos, los techos dañados, oxidados, todo está sucio. Dicen que nos van a hacer ir para dar clases desde la escuela, pero en muchas escuelas no hay internet”, comentó.

En su caso, ella tuvo suerte. Gracias a la constancia de su trabajo y aquel acto que la llevó a condecorarse como ‘heroína’ de la educación, recibió ayuda de múltiples instituciones. La mayoría de sus estudiantes, que en un principio no tenían ni equipamiento o conectividad, recibieron tablets y conexión a internet. Esto, luego de que su caso se conociera incluso, a escala internacional.

De los 47 estudiantes que tenía, solo dos desertaron, pero porque sus familiares se contagiaron de COVID-19. Pero según datos del Ministerio de Educación, desde que empezó la pandemia, más de 4.000 niños han abandonado el sistema educativo a causa del contexto actual. Muchos, derivados por la falta de conectividad que es indispensable para la instaurada educación online.

“Mis estudiantes, la mayoría gracias a Dios consiguieron sus computadores e internet. Pero esto se dio luego de que se conoció mi caso. Sin embargo, muchos otros alumnos no tienen esas condiciones”, lamentó. Además, le preocupa la temporada invernal, que suele complicar la situación de las escuelas.

A propósito de las condiciones en las escuelas rurales, en Guayaquil, la alcaldesa Cynthia Viteri anunció hoy también que entregó un comunicado al Presidente de la República, Lenín Moreno, para que la Municipalidad pueda intervenir en la competencia educativa con el aporte de material educativo como tablets para los estudiantes de primer, segundo y tercer año de bachillerato. Además, de la intervención en la infraestructura de las escuelas fiscales de Guayaquil y parroquias rurales.