Exclusivo
Actualidad

¡María Eulalia ya es libre!

Hasta hoy, la adulta mayor permanece con custodia Policial. Pero no puede regresar a casa porque su estado de salud sigue complicado

Desde la noche del viernes permanece internada en una clínica de la vía Samborondón.
Desde la noche del viernes permanece internada en una clínica de la vía Samborondón.CORTESÍA.

María Eulalia Sanipatín aún no puede regresar a casa. Pese al indulto concedido por el presidente Lenín Moreno, su delicado estado de salud se lo imposibilita.

Desde la noche del pasado viernes, la señora, de 72 años, se encuentra internada en una clínica de la vía Samborondón. Ella permaneció cuatro días detenida en el Centro de Privación de Libertad Femenino de Guayaquil.

thumbnail_31 - ANGELO CHAMBA - SALVADOR NAULA  - ACH_14

Fotorreportaje: el 'encantador' de perros y su lucha para alimentar a 30 fieles 'compañeros'

Leer más

En 2001, María Eulalia fue acusada de peculado. Quince años después, el Tribunal de Garantías Penales del Guayas emitió una sentencia ejecutoriada en su contra y desde ese tiempo sobre la adulta mayor pesaba una orden de captura.

La adulta mayor laboró como cajera en el hospital Francisco de Ycaza Bustamante y allí fue acusada del robo de 400 dólares por un faltante de caja.

Su hija, Juana Ochoa Sanipatín, contó que los médicos aún estabilizan la salud de progenitora. “Ella llegó con síntomas de deshidratación, tenía una crisis hipertensa y la glucosa alta. Le han hecho varios exámenes, mientras no esté bien no le darán el alta”, sostuvo.

Calificó como una pesadilla lo ocurrido con su mamá y dijo que el anhelo de su familia es que pronto todo termine y tenerla de regreso en casa.

Estamos a poco de terminar este mal sueño. Para que regrese a casa ya depende de su salud”, Juana Ochoa Sanipatín
hija de la señora detenida por peculado

Mencionó que evita ver las redes sociales por todos los comentarios que hacen en favor y en contra de su mamá, que fueron sus parientes quienes le contaron que el indulto que el presidente de la República solicitó el pasado viernes pasado había sido concedido.

“Agradecemos a Dios, al presidente Moreno y a todas las personas que de una u otra manera ayudaron para que mi madre pueda recuperar su libertad. No guardamos rencor a quienes no dudaron en juzgarla. Nosotros sabemos que es inocente”, manifestó Ochoa.

Por lo pronto, Ochoa dice que no han pensado en reabrir el caso, para de esta manera limpiar el nombre de su mamá. “Eso sería revivir la pesadilla, aún llora al recordar que estuvo presa. Ya mi madre no está para eso, sería absurdo. Ella tiene su conciencia tranquila y siempre ha caminado sin miedo”, enfatizó. 

TE RECOMENDAMOS