María Inés, el vino de plátano afrodisíaco que se 'cosecha' en Portoviejo

Exclusivo
Actualidad

María Inés, el vino de plátano afrodisíaco que se 'cosecha' en Portoviejo

La emprendedora manabita cuenta a EXTRA el proceso para materializar el vino de plátano. Tuvo altibajos pero con el apoyo de su familia pudo cumplir su sueño

María Inés Cevallos es una emprendedora manabita.
María Inés Cevallos es una emprendedora manabita.Cortesía

Quien no ha comido un bolón de chicharrón o de queso con un huevo frito encima; patacones con mantequilla; corviches de albacora con mayonesa y ají; o coladas junto a panes, no sabe de las bondades y placeres que proporciona el plátano verde

Pero ahora, en Portoviejo, provincia de Manabí, nació otro derivado del verde que hace subir de nivel a una de las materias primas más importadas y consumidas del Ecuador: el vino de plátano. 

Su creadora, la manabita María Inés Cevallos, ingeniera química de 25 años, cuenta que la idea nació durante el encierro de la pandemia del COVID-19, donde supo darle rienda suelta a su imaginación y pensar qué no se había hecho con esta fruta tan exótica que llena la 'panza' y 'mata' el hambre de los ecuatorianos.

GABRIELA_GERARDO MENOS (7492882)

Gabriela Cepeda: “Mi mayor premio es cuando los clientes vuelven”

Leer más

"Me hice dos preguntas: '¿Qué es lo que más exporta el Ecuador?  ¿En qué no se ha utilizado? De pronto veo que el verde es uno de los que más se exporta y bueno, pensé en cómo aprovechar esta materia prima y salió el vino de plátano que puede ver", narra.

EL PROCESO

Cevallos comenta a EXTRA que para llegar a la sublimidad de su emprendimiento se escogen las frutas más 'pepa'; es decir, que sean orgánicos y de tipo dominico.

La joven 'no suelta prenda' del proceso de fermentación del vino de plátano porque está patentada, ya que es el primer emprendimiento, de este tipo, en Ecuador. "Esa información es clasificada. Todos los vinos pasan por un tipo de proceso; solo cambian ciertos detalles, pero hay mucha similitud", dice.

El vino de María Inés es semidulce y con aromas frutales, que se puede beber en el mismo año que se elabora.

El vino de plátano tiene una fermentación de menos de un año.
El vino de plátano tiene una fermentación de menos de un año.Cortesía

Aunque el negocio de Cevallos ya esté consolidado, la orense comenta que la tuvo que ver 'gris' al inicio. "Tuvimos que hacer varias pruebas a inicios de 2020 en tubos de ensayo. Otra fue de que en Ecuador no hay ciertos elementos para hacer estos proyectos y tuve que reemplazarlos por otros. Pero con ayuda de mi familia pudimos conseguirlos fuera", expone. 

En 2021, luego de varios intentos junto a la cata de sus conocidos se materializó María Inés, "el verdadero vino de plátano y el primero a nivel mundial porque hay vinos, pero de guineo", sostiene.

Harold García es el creador de Edegoncómics.

Edegon Comics: Los personajes ecuatorianos tienen sus propias historietas (y no salen del clóset)

Leer más

La mezcla entre la elegancia y el trabajo duro

La emprendedora precisa que María Inés es una empresa netamente familiar donde han 'metido mano' su papá, con la documentación legal y los permisos; su mamá, dándole fuerzas e ideas para mejorar (como los colores) y salir adelante; sus hermanos, uno con la presentación del producto y el otro en aspectos de mercadeo

Agrega que no tuvo ningún auspiciante. "Todo el dinero salió de nuestros bolsillos: unos dando más que otro, pero a la larga ese granito de arena se materializó en María Inés", dice.

"Quisimos representar en nuestro vino las raíces manabitas; el trabajo de campo y nunca olvidar de donde venimos", expresa sobre su producto cuyo precio es de $12 y con cerca de 11,4 grados de alcohol.

No obstante, cuenta que en el proceso tuvo varios tropiezos, pero nunca desistió. "Tuvimos muchas trabas por la documentación, ¡qué difícil y demorado es eso!, pero hemos tenido muy buena acogida", reconoce.

El grito de la mujer manabita

María Inés relata que nunca ha trabajado de manera dependiente, así que este es su primer 'camello'. Pero más allá de eso, refiere que su emprendimiento es como un grito para que las mujeres manabitas puedan decir: 'Yo sí puedo' y trabajar por lo que más desean. 

"Me siento feliz por haber emprendido. Como mujer, saco la cara por mi tierra y Ecuador en ser la pionera en este proyecto y decirles que las mujeres sí podemos", afirma.

La emprendedora tiene planes en seguir su expansión como empresa y llegar a exportar su producto; es más, ya tiene algunos compradores extranjeros pero por temas de permisos aún no lo puede hacer.

"El lanzamiento fue el 21 de diciembre de 2021. Tuvo una acogida excelente que desde allí hemos vistos los frutos de María Inés que, con el tiempo, esperamos llegar a los mercados internacionales; pero primero empezar aquí en mi país", finaliza.

DATO

Según María Inés, sus compradores le han dicho que el vino tiene propiedades afrodisíacas y espera hacer nuevos estudios sobre aquello.

El vino María Inés, representando a tierras manabitas.
El vino María Inés, representando a tierras manabitas.Cortesía