Exclusivo
Actualidad

En Mejía: ¡candela por lío de terrenos!

Dos familias resultaron afectadas luego de que unos sujetos rompieran los vidrios de sus casas y arrojaran gasolina. Un niño resultó con quemaduras.

Lío de tierras
Agustín Daquilema carga a su hijo, quien sufrió quemaduras en una de sus extremidades.René Fraga

La Victoria Central, un asentamiento de casas ubicado al occidente de Cutuglahua, en el cantón Mejía, es el escenario de una disputa que lleva unos cinco años. Y hace poco, el conflicto por un pedazo de terreno se agravó.

Dos viviendas fueron quemadas por desconocidos que, al parecer, quieren que los habitantes desalojen los predios. Una de las personas afectadas fue Isabel Cuyo, de 24 años, junto a su esposo Agustín Daquilema y sus dos hijos.

“Estábamos durmiendo (durante la madrugada del viernes) y escuchamos que algo explotó”. Los Daquilema se despertaron y vieron que el cuarto de uno de sus pequeños empezó a arder.

Los padres salieron con sus vástagos y gritaron por ayuda. Luego se dieron cuenta de que uno de los chiquillos había sufrido una quemadura en su tobillo y pie izquierdos.

Lío de tierras
Iván Enríquez fue otro de los afectados.RENé FRAGA

Destrozos

Mientras la gente salía, otros gritos los alertaron de que algo más pasaba a pocos metros de la vivienda quemada. Se trataba de Iván Enríquez, quien estaba descalzo y con sus tres hijos afuera de su casa, que también había sido atacada.

Como en el otro caso, un individuo se había acercado hasta la ventana, la rompió y arrojó gasolina al interior. “Sentí que algo me salpicó y me di cuenta de que era combustible”, detalló.

En ese momento les dijo a sus familiares que salieran corriendo. Por fortuna, ninguno de ellos resultó herido como sus vecinos.

La gente se organizó y con baldes de agua muchos empezaron a sofocar las llamaradas. Según los residentes, los equipos de emergencia llegaron aproximadamente dos horas después de lo ocurrido.

Alfonso Tigasi, uno de los dirigentes del sector, le dijo a EXTRA que el motivo para que ocurrieran esos ataques es que supuestamente la venta de los lotes se efectuó de manera irregular. Esto porque los mismos terrenos se vendían a diferentes compradores y no quedó claro quién es el propietario. “Hemos hecho las denuncias, pero no tenemos respuesta”, dijo Tigasi.

Luego de los ataques, la policía llegó y tomó la versión de los residentes. Por el momento, no han sido identificados los causantes de la desgracia que dejó sin casa a dos familias. 

Zumbó la piedra para desalojar a una familia

Debido al inconveniente por la posesión de los terrenos, la gente intentó desalojar por la fuerza a los miembros de una familia a los que acusan de invasores.

Con piedras en mano fueron hasta una casa y rompieron los vidrios. Además, agredieron a los residentes, por lo que fue necesario que los gendarmes calmaran los ánimos.

Lío de tierras
La gente quiso sacar a una familia, aduciendo que son invasores.René Fraga