Misterioso asesinato en zona rural de Santo Domingo

Exclusivo
Actualidad

Misterioso asesinato en zona rural de Santo Domingo

Le dieron dos tiros y lo lanzaron al barranco. Pobladores retuvieron a una pareja que habría confesado que lo mataron porque les pagaron

muerto
Francisco Washington Ávila Castro fue hallado envuelto entre cobijas.Evelyn Centeno

Dos jóvenes amarrados a unos árboles, un arma de fuego, el cadáver de un agricultor y una versión de que, supuestamente, la conviviente de la víctima ofreció 800 dólares por ejecutar el crimen, son las piezas del ‘rompecabezas’ que la policía tiene que armar para esclarecer este asesinato.

El sector Fuerzas Unidas, vía a Las Boyas, de la parroquia Santa María del Toachi, lejana zona rural de Santo Domingo, fue el escenario de este caso.

Los gendarmes fueron alertados por el ECU-911 de que los comuneros tenían retenidas a dos personas y que pretendían castigarlas, según consta en los reportes policiales.

Aproximadamente a las 17:00 del pasado miércoles 24 de noviembre, llegaron al lugar los primeros agentes que vieron a dos jóvenes heridos y amarrados a árboles, con varios metros de distancia entre sí.

Los habitantes del sector les informaron a los uniformados que en una quebrada habían descubierto el cadáver de un agricultor que estaba desaparecido y que la pareja sería la sospechosa del hecho. Se trataba de Francisco Washington Ávila Castro, de 59 años. Su cuerpo yacía envuelto en unas cobijas y abandonado en medio de los matorrales de la zona montañosa.

Alexander Cusme y Eliezer Cabeza, ambos de 19 años, fueron desatados y detenidos como sospechosos del crimen de Ávila. Ninguno de ellos tiene antecedentes penales.

Un informe policial precisa que la motivación del asesinato serían supuestos problemas sentimentales. Sin embargo, el comandante de la Policía de Santo Domingo, Jaime Salazar, indicó que las investigaciones continúan hasta establecer la verdadera causa de la muerte de Francisco Ávila.

RELACIONADAS