Los moradores de Barrionuevo, en el sur de Quito, temen salir de casa por el incremento de inseguridad

Exclusivo
Actualidad

Los moradores de Barrionuevo, en el sur de Quito, temen salir de casa por el incremento de inseguridad

Los habitantes de este sector comentan que los robos se producen a diario y no pueden denunciar por miedo a represalias.

(7321630#54051a02baad0ed2922ce6ea93be18c0)
Édison Manosalvas habla sobre la inseguridad de la zona.Karina Defas

La gente se esconde en sus domicilios. Los dueños de los negocios tienen miedo de hablar. Dicen que los ‘choros’ han convertido a Barrionuevo, en el sur de Quito, en su centro de operaciones para delinquir.

Rebeca (nombre protegido) no ha dormido bien los últimos días. Fue una madrugada cuando le robaron mercadería en su local, valorada en más de diez mil dólares. Perfumes, joyas y ropa de catálogo fue el botín que se llevaron los pillos.

Los delincuentes habrían roto los candados y partido el larguero de seguridad para ingresar al local. Desde entonces, la mujer no ha descansado bien. Como su casa está situada a dos cuadras del negocio y desde la ventana de su cuarto puede ver la entrada principal, ella se ha amanecido para mirar si los ‘choros’ vuelven a completar ‘su trabajo’.

(7321638#578895ff198a76a623157335ae24d642)
Los ladrones que se metieron al local de perfumes rompieron las seguridades.Karina Defas

Por si fuera poco, sus vecinos le contaron a la afectada que sus productos los estarían ofertando en El Triángulo, a tres cuadras de donde ocurrió el hecho.

Además, los pillos serían del mismo sector y extranjeros.

Édison Manosalvas tiene su taller de carpintería cerca del negocio que fue robado. Él vive en el sector más de 25 años y comentó que esa zona se ha vuelto peligrosa por la venta de estupefacientes. “Hay ambulantes que camuflan la droga entre sus productos”.

El morador afirmó que en los últimos años la calle Serapio Japerabi se volvió comercial y eso fue aprovechado por los delincuentes. “La anterior semana, un ladrón se metió a una carnicería, abrió un frigorífico y se robó un pollo”.

Unión de vecinos

Liz Arroyo, otra moradora del sector, afirmó que los habitantes están alarmados. Hasta tal punto que cuando ocurre un delito no quieren poner la denuncia por miedo a represalias.

“Ha habido casos que los malhechores buscan a las personas que las han denunciado para causarles daño”.

Arroyo estuvo el día que lincharon a un presunto delincuente. Ella dijo que este sujeto apuñaló de gravedad a tres personas antes de que lo capturaran. “No pusieron denuncia por miedo a que el tipo regresara por ellos”.

(7321636#f855e6b1b1bc319f1d5b35e86934472a)
Los vecinos dicen que reportan a diario delitos en los chats comunitarios.Karina Defas

La capitán Alejandra Sánchez, jefe del circuito Santa Anita, comentó que las unidades especiales están buscando a los ladrones que habrían robado en el local de perfumes.

La oficial revisó los videos de seguridad de cámaras aledañas y se percató de que el robo se había registrado a las 04:00 y que duró más de una hora. “Tenían un ‘campanero’ que cuando se acercaba algún carro, les avisaba a sus compinches para que dejaran de cortar las cerraduras”.

Sánchez también indicó que realizan recomendaciones a los dueños de los locales para evitar robos. Una de ellas es cerrar los negocios pronto para no ser blanco de las bandas o ingresar a los chats comunitarios para ahí avisar lo que pasa. “Los delitos suelen ocurrir por las noches y madrugadas”, concluyó.

RELACIONADAS