El MSP investiga posible caso de verruga peruana en el sector de vía a la costa
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

El MSP investiga posible caso de verruga peruana en el sector de vía a la costa

Nunca antes se ha reportado un caso en la Zona 8. La enfermedad es transmitida por un mosquito hembra

Se investiga posible caso de verruga peruana en Guayaquil.
Se investiga posible caso de verruga peruana en Guayaquil.Cortesía

A través de un comunicado emitido la noche de este 8 de febrero, el Ministerio de Salud Pública (MSP) informó que se investiga un posible caso de verruga peruana en Guayaquil; una patología que es provocada por la picadura de un mosquito hembra y cuyos casos ante se han reportado solo en la provincia del Carchi.

“En Guayaquil, Durán y Samborondón, nunca hemos tenido un caso de verruga peruana, pero en la provincia del Carchi sí se ha presentado antes. Las causas de esta patología es la picadura de un mosquito hembra que no es del tipo que nosotros comúnmente conocemos”, mencionó Katherine Olaya, responsable de la Dirección de Vigilancia Epidemiológica de Salud de la Zona 8.

Durante las acciones en territorio que realiza el equipo de Control Vectorial del MSP, el personal detectó un presunto caso de verruga peruana en un sector de la vía a la costa. El reporte se dio el lunes 7 de febrero de 2022 y ante esta novedad, los médicos se encuentran investigando la enfermedad, señaló .  

La verruga peruana, enfermedad de Carrión o fiebre de la Oroya, como se la conoce, es transmitida por el mosquito Lutzomyia verrucarum. Proviene de las provincias que limitan con Perú, específicamente, en las zonas forestales. "Este es el principal vector para la transmisión de la bacteria Bartonella bacilliformis, que se transmite al momento que el mosquito hembra pica a una persona para alimentarse de sangre, usualmente, en horario nocturno", indicó Playa.

Una vez que la Bartonella bacilliformis es inoculada por el vector en el ser humano, lo infecta y en una primera fase le genera fiebre, malestar general, palidez, pérdida del apetito y dolores articulares; y de después de la cuarta semana la persona entra a una fase crónica, en donde se presentan en su cuerpo verrugas de coloración roja.

Esta bacteria también afecta a los glóbulos rojos. Por ello, el paciente puede llegar a padecer una anemia hemolítica, inflamación del hígado y ganglios linfáticos; e incluso un derrame pericárdico, convulsiones, entre otros.

El personal del MSP se ha desplegado al sector donde se encontró a una persona que presenta algunas verrugas en diferentes partes de su cuerpo -características parecidas a la verruga peruana-. Esto, con el fin de llevar a cabo las actividades de vigilancia epidemiológica y control vectorial. Asimismo, trabajadores del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (INSPI) visitaron al paciente para realizar la respectiva toma de muestra y análisis correspondientes.

Frente a está situacion, habitantes de diversos sectores de Guayaquil piden a las autoridades de Salud y del Cabildo que organicen y trabajen en una campaña de fumigación integral y masiva. En zonas como Samanes, Guayacanes, Álamos, la Pradera, Las Orquídeas, Vergeles, Mucho Lote, entre otras, las quejan han sido permanentes en las últimas semanas, a causa de los mosquitos.

"Nos están llevando en peso y nada hace nada. Nadie fumiga ni un solo espacio público. Ahora solo falta que esta bacteria se propague en Guayaquil. Está en sus manos actuar pronto y evitar que la enfermedad se convierta en otro problema más de salud pública", precisó Orlando García, habitante de Guayacanes, en el norte de la ciudad. 

Ciudadanos como Luis Enrique Zea y Daniel Orozco, ambos guayaquileños, frente a la posible existencia de esta bacteria, cuestionan que no esté operativo el Servicio Nacional de Malaria (SNEM). "Al no existir el SNEM, ni el INH estamos en grave riesgo que se covierta en epidemia en Guayaquil. Ya de por sí el dengue nos ha atacado en los últimos años, nos ha puesto a corren en plena pandemia. ¿Qué mas están esperando? Activen el servicio. Desde que dejó de existir no hay como atacar al mosquito en Guayaquil ni en la Costa", señaló.