Exclusivo
Actualidad

Noche de muerte en el Guasmo

Los hechos de sangre que se registraron a las 23:00 de ayer miércoles 16 de noviembre en el Guasmo Sur y Guasmo Central dejaron dos personas fallecidas y cuatro heridas.

Imagen thumbnail__MG_2528
En este hostal fue victimado la noche del miércoles Franklin Henry Rivera Jiménez.Edisson Aleaga

Los hechos de sangre que se registraron a las 23:00 de ayer miércoles 16 de noviembre en el Guasmo Sur y Guasmo Central dejaron dos personas fallecidas y cuatro heridas.

Balacera en el callejón

El primer caso, según explicó el fiscal Neil Dueñas, se desarrolló mientras un grupo de cuatro amigos estaba reunido en una esquina de la cooperativa Reina de Quinche I, del Guasmo Sur. Un sujeto armado, a bordo de una motocicleta, abrió fuego en contra estas personas. Producto del atentado, tres de ellos fueron heridos de gravedad.

Erick Alberto Campuzano Jiménez, de 22 años, formaba parte del grupo y se llevó la peor parte. A él, una bala que salió a la altura del corazón, le atravesó la espalda. El joven falleció luego de ser trasladado de emergencia hasta el hospital de la Base Naval Sur, en donde los galenos solo pudieron confirmar su fallecimiento.

En el sitio del suceso, personal policial encontró nueve indicios balísticos que corresponderían a las detonaciones realizadas con el arma del atacante. Hasta la noche del miércoles, el estado de salud de los amigos de Erick Alberto era de pronóstico reservado.

Baleados en un motel

Moradores de la manzana 1 de la cooperativa Pobladores sin Tierra, en el Guasmo Central, aseguraron que los disparos provinieron del interior del hostal Scape. Segundos después, una mujer herida y manchada con sangre corría hacia la calle en busca de ayuda, siendo auxiliada luego por los vecinos. Detrás de ella, un sujeto no identificado huía del lugar, luego de asesinar con un disparo en la cabeza a Franklin Henry Rivera Jiménez, de 37 años.

A decir de Dueñas, la mujer acudió al sitio en compañía de Rivera. Ellos, luego de alquilar una habitación y pagar 8 dólares de la tarifa, habrían estado bebiendo cerveza y celebrando.

Minutos después, el victimario sometió al guardia de seguridad del local y amenazó para que lo guiara hasta el cuarto de los ‘amantes’. Entonces subió hasta el tercer piso, ingresó a la habitación y abrió fuego. La víctima murió de contado

En los dos sitios, personal de Criminalística y de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) recogió indicios y recabó información que permitiera dar con el paradero de los autores de los crímenes.