Exclusivo
Actualidad

Niño no estaba perdido, se había ahogado

La Policía mencionó que se cree que mientras jugaba el menor de edad se cayó al canal y desapareció.

Ambato
En la compuerta del canal de riego en el sector de Puerto Arturo fue localizado el cadáver.Yadira Illescas

La angustia por la desaparición de Mathias, un niño de un año y cinco meses de edad se transformó en dolor tras encontrarlo sin vida en un canal de agua, en Ambato, provincia de Tungurahua.

El menor de edad desapareció desde la tarde del viernes 18 de diciembre de 2020 y toda la familia, más unos vecinos del barrio San Juan de Puerto Arturo, en el norte de Ambato, lo buscaron hasta la noche y no lo encontraron.
El mes de noviembre en una camunidad de Quisapincha, un niño también murió al caer a un canal de riego. 

Un caso similar ocurrió en julio, cuando otro infante resbaló a una laguna 

Era el hijo varón de la familia Yanzapanta-Chimborazo, conformada por otras dos niñas, pero el destino se los arrebató.

Pensaron que se lo habían robado. Unos vecinos vieron, esa tarde, que la criatura jugada afuera de la casa. Al no encontrarlo informaron al ECU911 para que policías especializados les ayuden en la búsqueda. Ellos tampoco lo encontraron ese viernes, pese a que recorrieron todo el canal de agua Latacunga-Salcedo-Ambato que está cerca de la vivienda.

El sábado 19 de diciembre, Víctor Medina, uno de los vecinos, se levantó temprano y se unió a los tíos de la criatura para ir a buscarlo nuevamente en el canal, en el área de la compuerta. Fue ahí que abrieron y entre toda la maleza estaba el cuerpo del pequeño Mathias.

El capitán Luis Morales Guevara, jefe provincial de la Dinapen, mencionó que se descartó la desaparición del bebé y se cree que mientras jugaba se cayó al canal. Este domingo, despidieron al angelito. (YIE)

TE RECOMENDAMOS