La 'pancita' de la gente de Guayaquil y Quito también sufre por el paro nacional

Exclusivo
Actualidad

La 'pancita' de la gente de Guayaquil y Quito también sufre por el paro nacional

El mercado de Montebello en Guayaquil y dos de Quito, poco a poco, se han desabastecido. Algunas ‘caseras’ no saben hasta cuándo duren allí y otras ya ni llegan a ‘camellar’. 

MERCADO DE VIVERES (8359034)
En el Mercado de Transferencia de Víveres, unos andenes ya no resaltaban por estar ‘full’, sino por los huecos.CHRISTIAN VASCONEZ

Si durante el paro nacional le toca estar solo ‘a punta’ de verde y yuca, dice Lola Guamán, vendedora de la zona de vegetales del Mercado Montebello, en Guayaquil, se va a hartar. Y sus compradores más, afirmó. 

El sentimiento de la comerciante se debe a que, “aunque no pareciera”, en sus perchas de productos andinos, a la lechuga, la coliflor, el brócoli, la col, las ‘hierbitas’ y otros alimentos de la Sierra les pusieron ‘recontra cero’ la mañana de ayer. “No ha llegado casi nada en estos días ¿De qué vamos a vivir? No podemos estar solo con agua”, expresó Lola.

"Como vendo frutas de la Costa todavía no he sentido los efectos, pero a mis compañeros sí los veo mal”.
Vilma Villagrán, vendedora frutas

La vendedora dijo que aunque le toque pagar un poquito más por la mercadería, ‘metería’ el ‘billete’ porque “no se puede lanzar plata a la olla”. Y, además, espera que Dios le multiplique porque su ‘surtido’ andén solo aguantaría hasta este mediodía.

Mientras que Magaly Vera, cliente de mercado mayorista, salió ayer derrotada: con pocas zanahorias y más dinero invertido. “La libra la vendían en 0.45 centavos y hoy la encontré a 0.80”, expresó.

Según la administración del lugar, los ‘choclerosno llegaron anoche porque las cuentas hubieran salido en rojo.

DESABASTECIMIENTO MERC (8360028)
Los puestos de mariscos y pescados también están desabastecidos.RENÉ FRAGA

¡Está igualito!

En Quito, el panorama de los centros de abastos es incluso peor. En La Ofelia, en el norte, ya se ven puestos vacíos. “Ya no vinieron porque no encontraron productos”, dijo Lidia Muñoz, una de las vendedoras.

Ella comentó que los productos, sobre todo de la Sierra Centro, empezaron a escasear desde la tarde del lunes 13 de junio. Ahora están vendiendo lo que les queda. “Esta situación no será sostenible por mucho tiempo”, agregó.

Otra comerciante, del mercado San Roque, declaró que su puesto de mariscos también “está vacío”. Pero la restricción del paso en las carreteras no es el único problema, sino los cierres dentro de la capital son otras de las razones por las que los puestos en el mercado Iñaquito, también tradicional, ya estén vacíos. “Algunas compañeras han venido un rato y como viven lejos prefieren evitar quedarse sin transporte”, explicó Carmen Casillas, casera. 

"Algunas compañeras ya no han venido porque no hay productos o ya están muy caros”. 
Lidia Muñoz, comerciante