Exclusivo
Actualidad

¡‘Paniqueados’ porque el mar ‘se secó’!

Pescadores de Santa Rosa no pudieron salir a sus faenas. Un oceanógrafo explica que este fenómeno se debe al perigeo lunar

bajamar
Las más de 2.000 embarcaciones que flotaban en el agua quedaron sobre la arena.Joffre Lino

“¡Otra vez el mar se secó!”. “Es raro, porque cada vez es más seguido”. “Las lanchas no han podido salir a pescar”. Estos eran algunos de los comentarios que los pescadores del puerto de Santa Rosa repetían al mediodía de hoy 17 de diciembre.

Miraban cómo el agua había retrocedido a causa de una bajamar, que hizo que las más de 2.000 lanchas ancladas en el sitio se quedaran en seco.

Para la mayoría de los artesanos, esta vez el mar se recogió más de lo normal. Los pescadores, en un gran porcentaje, no pudieron acudir a sus faenas. “Debemos esperar hasta que se llene el mar para salir a navegar. Ya van dos días seguidos que ocurre esto”, indicó el pescador Lorenzo González.

En Anconcito, las embarcaciones quedaron semienterradas entre la arena y el lodo. “Esta vez el mar se ha secado más que en otras ocasiones. Sí ha ocurrido antes, pero ahora ha sido muy notorio”, manifestó el morador Milton Piguave.

Perigeo lunar

El oceanógrafo Johnny Chavarría indicó que a este tipo de evento se lo denomina perigeo lunar y ocurre cuando la Luna está más cerca de la Tierra. La atracción del planeta con su satélite hace que en algunas costas el mar se recoja en gran cantidad y que en otros lugares la pleamar (cuando el agua alcanza su nivel más alto) sea más fuerte.

En este 2020 han ocurrido cuatro hechos similares con recogimiento de marea máxima, en febrero, julio, noviembre y diciembre. “No todos los años son iguales, quizás por eso causa preocupación en la ciudadanía. No hay por qué alarmarse porque son causas naturales normales”, sostuvo el experto.

Barco naufragó

Mientras que en Santa Rosa y Anconcito el mar se recogió en gran cantidad, en la zona norte de la Península el mar pegó con fuerza.

Esto hizo que a dos millas de Libertador Bolívar, el barco chinchorrero ‘Pedro Pablo’ sucumbiera. Se estima que en una de las maniobras para sortear las olas, la nave se viró y la tripulación quedó al garete.

El capitán, identificado como Carlos Falcones, murió. El hecho ocurrió hoy.