Paro Nacional: ¡Varado con sus cangrejos!
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Paro Nacional: ¡Varado con sus cangrejos!

Fernando Vera hace 5 días no ha podido volver a su casa, en General Villamil, Playas. A él le ha tocado dormir sobre el mostrador de su local

Caraguay
A Fernando Vera también le ha tocado hacer de vigilante de su negocio.Amelia Andrade

Tras el noveno día del paro nacional en Ecuador, el caos va consumiendo a Guayaquil. Las manifestaciones han ocasionado el cierre de los mercados municipales, desabastecimiento de alimentos y vegetales, pérdidas económicas en diferentes negocios y que personas no puedan regresar a sus hogares con sus familias.

Entre tantos afectados se encuentra el comerciante Fernando Vera, de 57 años. El vendedor de cangrejos en el mercado mayorista de mariscos La Caraguay, ubicado en el sur de la ciudad, hace cinco días no ha podido viajar a General Villamil, Playas, donde reside. Él ha perdido dinero y ha sido privado de ver a sus seres queridos.

La alcaldesa Cynthia Viteri en un reciente evento en la municipalidad

Paro Nacional: Cynthia Viteri dice que traerá alimentos desde la frontera sur a Guayaquil

Leer más

Durante este trayecto a Fernando le ha tocado aguantar frío y dormir sobre el mostrador en el que suele colocar los crustáceos, el cual permanece vacío porque no ha podido abastecerse. Además, cumple labores de vigilante con el fin de evitar que le roben el poco material que le quedaba. Hasta las 12:00 de ayer solo tenía disponibles dos planchas.

“Este paro nos afecta a todos. Las ventas están malas. Antes vendía diez atados al día, pero hoy (ayer) solo he podido vender dos. Aparte que no he podido regresar a mi casa con mi familia. No hay cómo volver y si me quedo encerrado en Playas no voy a poder trabajar. Si me quedo aquí, por lo menos intento vender lo que me queda”, dijo con preocupación.

Paro Nacional: Al menos una docena de vuelos cancelados por protestas en Ecuador

Paro Nacional: Al menos una docena de vuelos cancelados por protestas en Ecuador

Leer más

Acotó que también tiene que luchar contra el miedo de ser atacado por delincuentes. “Estos días hemos pasado asustados. Hasta ahora no ha pasado, pero tenemos miedo de que nos saqueen. Nosotros estamos poniendo en riesgo nuestra integridad y nuestros negocios. Esto tiene que parar, porque nos estamos hundiendo”.

PREOCUPADOS POR SU NEGOCIOS

Mientras un grupo de personas manifestaba en la esquina del mercado municipal ubicado entre las calles Abel Castillo y Gómez Rendón, sur del Puerto Principal, el vendedor de mondongo Rubén Ronquillo estaba en la puerta principal del establecimiento pidiendo que lo dejen ingresar para sacar el material que tenía en su puesto de ventas.

1655836918713

Manifestantes se pronuncian: “Los indígenas no hemos contaminado el agua de Ambato”

Leer más

“A las cuatro de mañana que vine para trabajar me dijeron que no iban a abrir el mercado por seguridad, por miedo a que personas se metan a saquear. Llevo horas pidiendo que me dejen sacar mi producto porque se puede dañar, pero no me dicen nada. Ese mondongo si no lo vendo me sirve para comer con mi familia”, declaró.

Paro nacional
En el mercado municipal ubicado entre las calles Abel Castillo y Gómez Rendón, sur del Puerto Principal, varias manifestantes se juntaron a protestar.Amelia Andrade

En esa misma posición se encontró Bolívar Lema. “Tengo carne que no he podido vender. Esperemos que esto mejore pronto, porque las pérdidas para nosotros serán grandes y no hay dinero para volver a invertir”.

NO HAY PESCADO PARA EL ENCEBOLLADO

Ayer, luego de vender todos los encebollados, a Geovanny Figueroa lo invadió la preocupación, debido a que no sabía si iba a poder encontrar los ingredientes para preparar el plato y poder expender hoy en su carreta.

“Todo está caro. La yuca costaba veinticinco dólares el saco y ahora está por casi ochenta. El pescado también está escaso. Luego de guardar mi carreta iré a la Caraguay (mercado) a buscar pescado y si no encuentro no sé qué haré mañana (hoy), porque vivo con lo que gano en el día”, manifestó.