Exclusivo
Actualidad

Césped del parque El Arbolito quedó ‘fregado’ tras concierto de Yatra

30 autos fueron retirados del lugar, aún cuando este había sido arreglado tras las paralizaciones.

RECORRIDO ZONA DE PROTESTAS
Aún quedan las huellas de los neumáticos y la hierba arrancada de raíz.Gustavo Guamán / EXTRA

Algunos fans del colombiano Sebastián Yatra no respetaron, la noche del 24 de octubre de 2019, el espacio público. Y para ver a su artista en la Casa de la Cultura, centro-norte de Quito, estacionaron sus autos en los exteriores.

Precisamente sobre el césped del parque El Arbolito, el mismo que semanas atrás fue destruido durante las paralizaciones y que luego la ciudadanía lo arregló en una minga. No sirvió de nada.

Sin embargo, hubo operativo. Les cayó la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT). En total, 30 autos fueron retirados con winchas y 12 vehículos multados. Así lo informó Christian Andrade, coordinador general de Operaciones de la AMT, después de hacer una evaluación, la mañana de este 25 de octubre, en el parque. Aún quedan las huellas de los neumáticos y la hierba arrancada de raíz.

¿Cómo fue el operativo? Lo detalló Andrade. Dijo que en la noche, durante un patrullaje rutinario, los agentes se percataron que había vehículos en el parque. En ese momento montaron el operativo.

“Como de costumbre”, asegura. Empezaron a sacar a los autos mal estacionados. “Esto era un caos”. Mientras, en la Casa de la Cultura, Yatra continuaban deleitando a sus fans con su repertorio.

No es solo culpa de los dueños de los vehículos. Habría una doble responsabilidad. En la zona había gente con chalecos y franelas haciendo parquear los automotores.

Incluso, aparentemente, retiraron uno de los pilares metálicos, situados en el radio del parque, para que los autos pudieran ingresar. Andrade señaló que es lo más supérfluo que ha visto: “Que los conductores le presenten más atención a esas personas que al personal uniformado”.

Aseguró que la avenida 12 de Octubre tenía conos. Sabían que estaba prohibido parquear. Y lo hicieron. Por eso el coodinador general apela a la consciencia.

La sanción: una multa del 10% del salario básico unificado (39,50 dólares) y tres puntos menos en la licencia.