Exclusivo
Actualidad

Pillos dispararon a policías cuando huían pero terminaron entre rejas

Los sospechosos habrían robado seis celulares antes de ser perseguidos por los agentes, en el norte de Quito. Dos fueron detenidos y un tercero escapó

Detenidos - Fugitivos - Policía
Los sospechosos chocaron contra una puerta y luego intentaron huir a pie.Cortesía

Los presuntos delincuentes solían robar a los trabajadores antes de que estos  ingresaran acumplir su jornada, en los negocios del sector de Las Casas, al norte de la capital. La mañana de este miércoles 24 de junio del 2020 fueron capturados luego de una persecución policial que duró aproximadamente diez minutos.

El subteniente de la Policía, Luis Suquillo, indicó que ellos recibieron una alerta del ECU 911 donde se informó que tres individuos que se movilizaban en un vehículo negro estarían robando a los transeúntes en un tramo de la avenida Antonio de Ulloa.

El oficial afirma que vio a un carro con las mismas características y le pidió al conductor que se detenga, pero este no hizo caso y huyó del lugar. A pocas cuadras del sitio donde se inició la persecución, Suquillo vio que el copiloto sacó un arma de fuego y disparó a los uniformados. El segumiento culminó en la intersección de las  calles Jorge Juan y Cuero y Caicedo, donde el vehículo implicado chocó contra la puerta de un taller automotriz.

Robo con violencia

Los porfiados fugitivos intentaron entonces huir a pie, pero dos de ellos fueron interceptados, sin embargo, el tirador logró escapar. Cuando los agentes revisaron el automotor encontraron un cuchillo, un revólver y seis celulares cuya procedencia los sospechosos no supieron justificar. Luego los trasladaron hasta la Unidad de Flagrancia para iniciar el proceso judicial en su contra por robo con violencia.

Los procesados habían salido de prisión hace nueve meses y tienen varios antecedentes penales. Según las primeras indagaciones, uno de ellos solía bajarse del vehículo con el cuchillo y amedrentaba a sus víctimas para que le entregaran todo. Si la persona se resistía, otro individuo lo apuntaba con el arma de fuego y le quitaban sus pertenencias.

TE RECOMENDAMOS