Exclusivo
Actualidad

Policías y un militar fueron detenidos en operativo

Se trata de 14 detenidos en la frontera Sur. Más de 10 detenidos Guayas y El Oro y más de 10 detenidos Pichincha e Imbabura.

Imagen f5930c6c7d2a1bc112ebc8af77e95531_0
La Fiscalía explicó que la organización delincuencial perfilaba a sus víctimas y utilizaba implementos similares a los de los funcionarios públicos.Internet y Policía Judicial

Una treintena de personas fue detenida la madrugada de este jueves 21 de noviembre en cuatro provincias de Ecuador. El operativo se denominó Victoria 403. Entre los sospechosos detenidos existen policías y militares activos y pasivos.

Ingresaban a domicilios con órdenes falsas de allanamiento. También existen dos funcionarios de la Fiscalía. Sobre uno de ellos ya habrían existido sospechas y un pedido de investigación a la Judicatura, informó la fiscal Diana Salazar.

La acción policial se cumplió en Pichincha, Manabí, Imbabura y Santo Domingo de los Tsáchilas. En ella desarticuló una organización delincuencial que se habría incurrido en los delitos de robo a personas, en domicilios, carreteras y entidades financieras. Las modalidades empleadas eran el asalto a mano armada, sacapintas, extorsión, secuestro, sicariato, entre otras.

Para informar los detalles del operativo estuvieron la fiscal Salazar, la ministra de Gobierno María Paula Romo y el comandante de Policía Nelson Villegas.

La fiscal envió un mensaje a sus subordinados: “cero tolerancia a la corrupción, venga de donde venga”.

▶Lea: Condenan en Guatemala a tres ecuatorianos por narcotráfico

Detalló que además de los dos funcionarios implicados en este último caso, las investigaciones impulsadas por el organismo han dejado algunos resultados. Por ejemplo dijo que en Esmeraldas hay una fiscal privada de su libertad, por dedicarse a actividades delictivas. Lo mismo ocurrió en Chimborazo.

“Días atrás solicitamos al Consejo de la Judicatura que se tomen las medidas administrativas contra este funcionario, porque se venían detectando irregularidades en el desempeño de sus funciones. A esto se suman estos dos funcionarios, que ya han sido separados de nuestras filas”, añadió.

El operativo

Las investigaciones tomaron cuatro meses. Los investigadores identificaron un líder y 20 colaboradores que habrían cumplido roles específicos de ejecutores, campaneros, financistas, seguridad, entre otros.

Quito y Santo Domingo eran los centros de residencia y planificación de la organización que extendía sus actuaciones a Pichincha, Manabí, Esmeraldas, Pichincha, Los Ríos y El Oro.

El fiscal de la Fedoti 10 de Pichincha, David Bermeo, explicó que el modus operandi consistía en perfilar a sus víctimas e ingresar a sus domicilios con órdenes de allanamiento falsas, utilizando chompas similares a las de Fiscalía y Policía. Ahí, mediante amenazas de privar de su libertad a las víctimas, sustraían dinero, dispositivos electrónicos y objetos de valor. También las extorsionaban para que les entreguen fuertes cantidades de dinero.

Cinco personas fueron detenidas en delito flagrante. Los otros 16 fueron capturados durante un allanamiento a nueve inmuebles en Quito, en donde se recopilaron indicios, como armas de fuego, uniformes de uso policial, celulares y más.