¿Te preocupa que tu hijo se 'dañe' porque vives en un sector peligroso?

Exclusivo
Familia

¿Te preocupa que tu hijo se 'dañe' porque vives en un sector peligroso?

Tu descendencia puede estar expuesta, pero recuerda: tú debes de crearle el mejor ambiente en casa, con tu buen ejemplo, consejos y el diálogo

droga
Los chicos con hogares disfuncionales serían los más vulnerables.Pixabay

¿Le preocupa vivir en un sector en el cual las escenas de robos, muertes por sicariato, prostitución, consumo y venta de drogas, entre otros problemas sociales, son el ‘pan de cada día’? ¿Teme que sus hijos se ‘dañen’ por habitar donde ‘las papas queman’?

Según el psicólogo clínico Joel Cañarte, el lugar de residencia puede incidir un poco en la aparición de ciertos tipos de comportamiento, pero no es un determinante social.

“El lugar no define, pero sí es un factor que puede predisponer a que ese adolescente sea un adulto conflictivo, con problemas de conducta y de autorregulación. Es probable que no logre terminar sus estudios, ni complete su proyecto de vida”, advierte Cañarte, quien señala que lo que sí es decisivo es la educación y comunicación de padres hacia hijos.

La psicóloga Geovanna Franco concuerda y añade que los grupos vulnerables de muchachos serían los que proceden de familias poco afectivas y con falta de valores.

A lo mejor su hijo no se corrompe por el ambiente, pero puede presenciar ciertos actos capaces de afectarlo. “Todo dependerá de la edad del menor, la frecuencia con la cual ve el hecho y qué tan significativo fue para él”, manifiesta .

Cañarte, experto en salud mental, menciona que los chicos aprenden por medio de la observación, por eso anima a los padres a que ellos sean buenos ejemplos para su descendencia. “Si él ve que el vecino le da puñete al otro porque le parqueó el carro frente a su acera, él puede creer que así se resuelven los conflictos en otros lados”, expresa Cañarte, por lo que hace hincapié en la importancia del diálogo en familia.

Pasa en todos lados

Las llamadas ‘invasiones’ y zonas de estrato social bajo no son los únicos espacios en los cuales se desarrollarían los problemas antes mencionados; también surgen en otros sectores, aunque allí se evidencian menos casos, precisa Franco.

Cañarte coincide e indica que hay una diferencia significativa. “No podemos comparar la adicción de un chico de Samanes o Samborondón, con uno del Guasmo. En unos hay más actividades ocupacionales y recreativas, espacios sociales y comunitarios. En una urbanización privada hay parques en los cuales nadie consume; en las zonas periféricas sí”.

EXTRATIPS

  • Conversa con tus hijos sobre su barrio. Háblales de las problemáticas del sitio (embarazos precoces, presencia de drogodependientes y más). Despeja sus dudas, sin gritos ni permisividad. Las reglas y límites son solo un cerco de protección para los hijos
  • Crea la atmósfera ideal. Si decides cambiar de domicilio, puedes hacerlo; pero de nada sirve si la familia es disfuncional o débil, o tiene malos hábitos de relación familiar y de comunicación. La escasez puede ser no solo económica, también afectiva, educativa, cultural y de valores. Puedes blindar a tus hijos de un ambiente social tóxico transmitiéndoles valores. Así los aprenderá y grabará en el inconsciente, de manera que los pondrá en práctica automáticamente en el día a día.
  • A los más ‘chiquis’ muéstrales las profesiones. Puede ser usando muñecos o en el computador. Así ellos se proyectarán y tendrán aspiraciones.
  • A los adolescentes enséñales con filmes. Que en ellos puedan ver cómo terminan las personas que consumen o venden drogas o cometen diferentes delitos. Primero revise usted el contenido y luego conversen al respecto.
  • No caigas en pánico ni ideas pesimistas. Esto complicará la situación familiar. Trata de salir con ellos y compartir momentos en familia. Si no puede jugar con sus vecinos, que lo haga con sus ñaños, primos o contigo.
“Tienen mayor factor de riesgo psicosocial los hijos de padres separados, los de progenitores con antecedentes de consumo de drogas o alcohol; etcétera”.Joel Cañarte, psicólogo clínico
borracho
No solo responsabilices a tu barrio del comportamiento de tu hijo. Si él te ve 'pluto', con los años, te puede seguir los pasos.Pixabay
"Nos hallamos con todo escenario (robos, muertes, etcétera), que no ve edad ni género a la hora de ocurrir. Hay que cuidar a niños, adolescentes, hombres y mujeres por igual”.Geovanna Franco, psicóloga