Exclusivo
Actualidad

Uno de los presos de la cárcel de Guayaquil llevaba once días muerto... y su familia no lo sabía

A los padres del privado de libertad nadie les comunicó que este estaba sin vida en un hospital. Ellos piden investigar las causas del deceso

La gorra y la camiseta preferidas de Mario Mendoza Morán cubrían el féretro embalado donde reposan sus restos.
La gorra y la camiseta preferidas de Mario Mendoza Morán cubrían el féretro sellado con plástico, donde reposan sus restos.  gerardo menoscal.

Hasta la mañana del miércoles17 de junio de 2020,  los familiares de Mario Rafael Mendoza Morán creían que él seguía preso en el Centro de Rehabilitación Social de Varones No. 1 de Guayaquil.

Conocían que desde hace dos meses el hombre presentaba un quebranto en su salud, pero jamás imaginaron su muerte, ocurrida hace 11 días  en un hospital de la ciudad. Sencillamente, nadie se preocupó de informarles del deceso.

Mario Mendoza Ortiz, padre del finado, contó a EXTRA que Mario era el mayor de sus tres hijos y que en enero de 2019 fue detenido porque estuvo implicado en el robo de un teléfono celular.

Recordó, además, que su muchacho recibió una condena de 20 meses de privación de su libertad y que hoy estaría a menos de 90 días de dejar el presidio.

“En abril pasado me dijo que no se sentía bien. Le recomendé que vaya al consultorio médico de la ‘Peni’ para que se haga tratar. Luego, en mayo me manifestó que ya se sentía un poco mejor, pero no lo pudimos ver porque a consecuencia de la pandemia por el coronavirus están prohibidas las visitas en las cárceles”, mencionó el progenitor.

La mamá del fallecido, Mónica Mora, comentó que desde el reclusorio su hijo se comunicaba con ellos por medio de mensajes de WhatsApp y que en varias ocasiones les contó que para recibir atención médica necesitaba cancelar cinco dólares.

Agredó que la trabajadora social del penal le dijo al abogado que el 6 de junio de 2020 a su hijo lo llevaron al policlínico de la cárcel, porque se había enfermado y que ese mismo día lo trasladaron al hospital. "Sin embargo -precisó Mora-, un compañero del pabellón donde estaba mi hijo me decía que Mario estaba bien. Pero mi presentimiento de madre me decía que había algo extraño. Mi hijo buscaba la forma de contactarse con nosotros”.

Los padres y dos hermanos del PPL piden que las causas del deceso sean esclarecidas.
Los padres y dos hermanos del PPL piden que las causas del deceso sean esclarecidas.gerardo Menoscal.

Mario recordó que en mayo pasado, tras conocer que su hijo estaba enfermo, se acercó al Centro de Rehabilitación y desde la garita un policía le informó que se encontraba bien.

“Este miércoles acudió al reclusorio para corroborar si era verdad que mi hijo había muerto y tras ver un reporte un policía me confirmó su fallecimiento. Además me dijo que su cuerpo estaba en la morgue del hospital del Guasmo. No entiendo cuál es el misterio de no comunicarnos a los familiares”, expresó el padre del fallecido.

No le hicieron la autopsia

Tras conocer su fallecimiento, los familiares del reo se acercaron al hospital del Guasmo Sur para retirar su cadáver.

El acta de defunción indica que Mendoza falleció de un choque séptico (infección generalizada que ocasiona insuficiencia orgánica), pero sus familiares pidieron que se realice una autopsia para conocer cuál fue la verdadera causa del fallecimiento.

El certificado de defunción indica que mencionó de un choque séptico.
El certificado de defunción indica que mencionó de un choque séptico.gerardo Menoscal.

“Nos dijeron que en el hospital no hacen autopsia y que nos llevemos el cuerpo, el cual ya estaba en estado de descomposición. Queremos una investigación”, aseguró el padre del joven guayaquileño.

TE RECOMENDAMOS