Exclusivo
Actualidad

Puñalada por pegar a la ‘ñora’

Un hombre murió, en la Martha Bucaram, luego de un riña con otro sujeto que, al parecer, quiso ‘pasarse de vivo’ con su pareja.

mujer
Naranjo habría llegado con vida al hospital, pero falleció 20 minutos después.Cortesía

La sangre de Diego Naranjo todavía permanece en la avenida Martha Bucaram, en el sur de la capital.

La madrugada de ayer, él, su pareja y otro individuo celebraban el triunfo de la selección en el departamento de la víctima.

De pronto se habría formado una riña por un mal entendido entre ambos hombres.

FEMICIDIO

Apuñalaron a mujer en el suburbio de Guayaquil

Leer más

Según las primeras indagaciones, Naranjo supuestamente golpeó a su conviviente, Jénnifer Cevallos, porque ella, al parecer, estaba muy ‘cariñosa’ con el otro individuo, quien al ver la agresión salió en defensa de la mujer.

La policía realizó operativos la mañana de ayer para ubicar al implicado, pero no lo hallaron.

La riña habría empezado en el interior del domicilio y terminó en la calle principal. Los moradores del sector se asustaron por los gritos y se asomaron por sus ventanas para ver lo que ocurría. Según un vecino, quien prefirió no identificarse, la pelea duró cerca de cinco minutos antes de la ‘estocada mortal’.

Los testigos indicaron que el individuo que luchaba con Naranjo aprovechó un descuido de él y le clavó el cuchillo a la altura del hombro izquierdo.

Luego huyó entre los pasajes del sector.

La víctima quedó ensangrentada en el piso. Su pareja llamó a una ambulancia e intentó distraerlo hasta que llegara el paramédico.

Con pesar, el padre de la víctima mira el lugar  donde cayó herida su hija.

“¡No mates a mi mamita!”, gritaba la hija de mujer apuñalada en Guayaquil

Leer más

El herido fue llevado hasta el Hospital Enrique Garcés, donde, al parecer, por su estado etílico, no quería ser atendido por los galenos. Luego de varios intentos, los médicos lograron suturar su herida, pero Naranjo murió.

La Policía entrevistó a la mujer para dar con el paradero del fugitivo. Ella dijo que lo único que sabía era que al agresor lo apodan El Zuco.

YA HUBO PITO

Liliana L. tiene una tienda en el sector y comentó que antes de la ‘bronca’ entre ambos hombres, ellos ya habrían discutido con otro grupo de individuos, con los que también se fueron a los golpes.

“Necesitamos más seguridad en la zona. En este mismo mes apuñalaron a un joven por robarle el celular”.

TE RECOMENDAMOS