Quevedo: Una mujer pide justicia para su hija asesinada
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Quevedo: Una mujer pide justicia para su hija asesinada

Trabajadora sexual fue baleada el fin de semana pasado y murió en un hospital. Deja en la orfandad a una menor de 8 años 

vite
Carmen Suárez enciende velas en torno de un crucifijo, en memoria de su hija, quien fue baleadaDaniel Vite

El próximo 4 de diciembre será el cumpleaños de la nieta de Carmen Suárez, pero lo que iba a ser una fiesta en esta familia de la parroquia Viva Alfaro, se ha convertido en un dolor irreparable.

El pasado 26 de noviembre, en horas de la madrugada, la hija de esta humilde quevedeña, llamada Lisseth Carolina Suarez Suárez, de 23 años, llegó al hospital de la ciudad con una herida de bala en la cabeza, hecho que al final le produjo la muerte.

La compungida madre afirma que desconoce los motivos y circunstancias del crimen. Por ahora solo sabe que ella quedará a cargo de su nieta, quien cumplirá 8 años.

Sumida en llanto y tristeza, doña Carmen recordó que su hija Carolina era madre soltera y ejercía labores sexuales desde hace algún tiempo, con el fin costear las necesidades de su pequeña hija, a quien además tenía previsto festejarle su cumpleaños este sábado.

RELACIONADAS

En su vivienda, en el sector El Desquite de la parroquia Viva Alfaro, la abuela ahora clama por ayuda. Pide que la muerte de su hija no quede en la impunidad y que se investigue el caso y además que alguna institución ayude a su nieta, quien tiene discapacidad.

“Mi hija antes de morir quería hacer operar a mi nieta y los doctores le dieron esperanzas de que iba a quedar bien, pero me la mataron”, expuso.

RELACIONADAS