Quito: 182.000 toneladas de basura se recogieron en el primer trimestre del 2021

Exclusivo
Actualidad

Quito: 182.000 toneladas de basura se recogieron en el primer trimestre del 2021

Emaseo erradicó siete puntos críticos en los cuales la ciudadanía no respeta el espacio público ni los horarios de recolección

Basura - Centro Histórico - Quito
Los trabajadores de la entidad no descansaron durante la pandemia.Cortesía

La recolección de los desperdicios se realizó con los vehículos pesados de carga pero también se utilizaron camiones livianos que limpiaban las zonas donde, por el irrespeto ciudadano, se tiene que recoger los desechos en diferentes horarios y frecuencias.

En total, la Empresa Pública Metropolitana de Aseo de Quito (EMASEO) recolectó 182.000 toneladas de residuos sólidos en todo el Distrito Metropolitano.

En lo que va de este 2021, la entidad ha logrado erradicar siete puntos críticos en los cuales la ciudadanía irrespeta el espacio público y los horarios de recolección. En estos lugares las autoridades sancionaron a 5.427 personas para que sean corresponsables en el manejo adecuado de los desechos.

Además, alrededor de 400 trabajadores operativos recolectaron desperdicios a pie de vereda. Esto, sumado a los 414 “soldados azules” que ofrecieron el servicio de barrido manual se limpiaron 119.000 kilómetros en la capital.

vacuna c

Alertan sobre productos que se ofrecen dolosamente como vacunas COVID-19

Leer más

Asimismo, la barredora mecánica logró la limpieza de 9.360 kilómetros de calles y avenidas.

Hidrolavado en sitios 'húmedos'

Por si fuera poco, la atención en los puntos húmedos (lugares donde los ciudadanos realizan sus necesidades biológicas) fue recurrente. En los tres primeros meses se intervino con hidrolavado 4.700 veces a 302 de estos sitios.

La gerente de la entidad, Yolanda Gaete, señaló que las “las campañas de educación, socializacion y sanciones, en conjunto con la Agencia Metropolitana de Control, tienen la finalidad de erradicar las malas prácticas ciudadanas, debido a que la población no respeta los horarios y frecuencias de recolección”.