Quito: ¡Desesperados por camas UCI!

Exclusivo
Actualidad

Quito: ¡Desesperados por camas UCI!

Carolina Benavides cuenta cómo padeció su padre hasta que lo intubaron; autoridades afirman que se viene un incremento de casos COVID-19.

Las camas de Cuidados Intensivos en el IESS Sur están copadas.
Imagen de una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).Archivo

“¡Auxilio!”. Así imploraba Carolina Benavides ayuda para su papá, José Luis. Ella, con COVID-19 y desde una cama del Hospital quiteño IESS Sur, en El Calzado, escribió que su progenitor también se había contagiado y que necesitaba asistencia urgente. Su mensaje se hizo viral en redes sociales.

“Requiere ser intubado. ¡Por Dios, tiene 57 años!”, comentó Carolina a EXTRA. Pero como él, según la entidad, existían hasta ayer otros 27 pacientes a la espera de un espacio en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

“El IESS Sur está al 100 %, así como el Hospital Enrique Garcés, en Quito”, dijo Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud Pública. Las festividades de diciembre y las aglomeraciones que se produjeron serán decisivas para el incremento de los contagios a escala nacional en las dos próximas semanas, añadió.

La familia Benavides, de 18 miembros, resultó positiva al virus el 23 de diciembre. Uno de ellos, la abuela de Carolina, falleció el 26. “La tuvimos que cremar como un perrito. Sin velorio ni despedida”, lamentó.

SOLO PARA JÓVENES

Carolina, con voz entrecortada por la dificultad de respirar, relató que ha visto cómo las personas empeoran frente a ella y son llevadas a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), menos su padre.

“Él tenía prioridad 1 por su estado de salud. Pero me dijeron que están dando preferencia a los más jóvenes y los que no tienen más dolencias”.Carolina Benavides

Según Carolina, una doctora –con lágrimas– le explicó que el sistema funcionaba así, que las camas tenían prioridad para los pacientes más jóvenes y con más probabilidad de sobrevivir.

Imagen Imagen WhatsApp Image 2021-01-03 at (29986928)
José Luis Benavides ha permanecido con oxígeno e inconsciente.Cortesía

“Vi cómo a un señor de 39 años le dijeron que ya tenía cama, cuando mi padre estaba más grave”, recordó.

Incluso le habrían comentado al paciente que otras personas quedaban fuera del área. “Hablaban de mi papá. Les pedí que tengan un poco de humanidad, que él también merecía atención”.

Hugo Espejo, subdirector de Medicina Crítica de este centro hospitalario, explicó que las 43 camas de esta área están copadas y que los ingresos se determinan por protocolos internacionales.

“Todo es totalmente técnico y ético. Nos basamos en la bioética, y a eso nos aferramos”, reiteró.

El progenitor de Carolina tiene además falla renal y posiblemente deba hacerse diálisis luego de recuperarse del COVID-19. A ella le dijeron que el 60 % de sus pulmones quedó afectado, aunque esperaba el alta médica.

“Estamos para trabajar por la gente. Pero hemos visto que por un festejo se han perdido las normas de cuidado. Esto nos deja muy golpeados como personal de salud”, agregó Espejo.

A NIVEL NACIONAL

Zevallos explicó, además, que desde el 27 de diciembre al 2 de enero se ha registrado un incremento de positividad del 19 al 21 % en 17 provincias, por lo que se prevé aumentar la capacidad de camas para COVID-19.

Informó también que las UCI en hospitales privados de Quito están ocupadas al 100 % y en toda la capital están al 90 %.

En el IESS del Sur están ocupadas las 170 camas de hospitalización, por lo que se reabrieron 100 espacios más tanto en la cafetería como en las carpas militares. “Se destinarán 30 camas más del área no COVID”, agregó Hugo Espejo.

Imagen Imagen covid
Las carpas para atender a pacientes con sintomatología respiratoria se reabrieron esta semana en el IESS Sur.RENE FRAGA

El IESS Sur también explicó que el caso de Luis Benavides fue tomado en cuenta. Lo intubaron. “Ya lo van a derivar a una clínica particular, varias personas me leyeron y ayudaron. Estaba desesperada”, comentó Carolina.

Las atenciones de pacientes respiratorios aumentaron el doble en las últimas dos semanas. En meses anteriores se mantenían entre las 80 y 100 en ese hospital.